Getty Images

Mundial Femenino Octavos de Final, 24 de junio de 2018

España 1
  • Hermoso (9)
Estados Unidos 2
  • Rapinoe (7 pen), (76 pen)

Una derrota agridulce la de España ante Estados Unidos en los octavos de final del Mundial de Francia 2019. La selección dirigida por Jorge Vilda pone punto y final a su andadura en la competencia, pero lo hace después de competir en máxima igualdad ante Estados Unidos, número 1 del ranking FIFA y vigente campeona del mundo.

Estados Unidos solo pudo acabar con su rival desde los once metros, en dos penaltis cobrados por Megan Rapione. El primero nada más comenzar el partido. Un golpe del que España se levantó muy pronto con el gol de Jennifer Hermoso con un gran lanzamiento desde fuera del área. Con empate en el marcador, Rapione dio la victoria a su equipo a falta de cuarto de hora, para vivir una recta final cargada de emoción por parte de una España que nunca se rindió.

Ahora se inicia un nuevo futuro para ambas selecciones.  Estados Unidos piensa ya en su partido de cuartos de final ante la anfitriona Francia, mientras la selección española espera que este actuación sea el resorte definitivo para la confirmación del fútbol femenino en España.

Disparos / A Puerta

España 5 / 11
Estados Unidos12 / 3

Posesión

España 37%
Estados Unidos63%

Pases / Completados

España 372 / 280
Estados Unidos454 / 364

Faltas / Amarilla / Roja

España 16 / 1 / 0
Estados Unidos6 / 1 / 0

 

La selección de España afrontó el partido con una formación de un 4-3-3, que en su estructura en fase defensiva formaba un 4-5-1. Después de haber jugado dos partidos con un 4-2-3-1, en esta ocasión Jorge Vilda planteó una estrategia más ofensiva y de juego asociado en construcción de ataque. Con Torrecilla realizando coberturas ofensivas e incorporándose a zona de finalización, el ingreso de Losada en ofensiva hizo que Jennifer Hermoso tuviera más opciones de filtrar pases para Lucía García y Putellas.

España responde al gol:

Por su parte, la selección de Estados Unidos, con su sistema muy marcado, formó con un 4-3-3, que en su estructura defensiva se convertía en un 4-5-1. Con Rapinoe y Heath abiertas en bandas y Morgan garantizando la profundidad en ataque. En ofensiva, Estados Unidos apostó por el juego vertical, con transiciones muy rápidas para llegar al área rival, mientras que en fase defensiva mostró un bloque medio y compacto.

En un encuentro bastante parejo de salida, a los 5 minutos del primer tiempo, en un intento por defender un balón en el área, León rozó el tobillo de Heath y se marcó penal a favor de Estados Unidos. Rapinoe fue la encargada de cobrar y marcar el primer tanto del encuentro.

Pasaron muy pocos minutos y España empezó a presionar alto dificultando la salida de Estados Unidos. Eso provocó el error de la portera Naeher y sus centrales, en una rápida recuperación por parte de Lucía García, que dio un pase diagonal a Jennifer Hermoso quien remató de media distancia igualando el encuentro.

Estados Unidos atacó por las bandas:

Con el empate en el marcador, el plan de juego de la selección estadounidense era cada vez más señalado: Morgan garantizando la profundidad y fijando la marca de León y Paredes, Heath siempre en amplitud en carril opuesto buscando desequilibrar la defensa y Rapinoe priorizando el centro a segundo palo. Pero la defensa de España mantuvo en todo momentos las vigilancias y coberturas neutralizando el ataque de las estadounidenses.

Según avanzaba el partido, con dominio en la posesión por parte de Estados Unidos, la situación exigía un gran desgaste físico y transiciones muy rápidas por parte de ambos equipos, además de mantener la concentración al máximo y el orden defensivo fundamentalmente.

La selección de Estados Unidos mantuvo un marcaje muy agresivo de sus rivales, evitando que las españolas pudieran filtrar pases o efectuar triangulaciones cerca de la zona de finalización. Para eso, las norteamericanas mantenían vigilancias defensivas e identificaban su responsabilidad defensiva forzando situaciones de 3 contra 2. Por su parte, las laterales reducían el espacio delante de la posible recepción de Torrecilla, Putellas o Jennifer Hermoso.

Al minuto 32 España realizó su primera sustitución forzada por un golpe que recibió Losada en el rostro. En su lugar ingresó Nahikari García, retrasando un poco a Putellas y a Hermoso para movilizar el ataque. El primer tiempo finalizó  igualado, en un partido muy abierto y con muy buenas posibilidades de gol para cualquiera de las dos selecciones.

Se mantienen los estilos:

No se realizaron modificaciones al inicio del segundo tiempo. Las jugadoras de Jill Ellis salieron a buscar el encuentro generando más llegadas por las bandas con Rapinoe, O’Hara, Dunn y Heath posicionándose en carril y sub carril lateral, intentando sorprender con centros al punto penal.

Las dirigidas por Jorge Vilda, sin abandonar su juego asociativo, buscaron la profundidad y sacar el pase atrás aprovechando los espacios generados por Nahikari García y Lucía García, quienes alternaban desmarques constantemente y ofrecían apoyos de emergencia y diagonales.

Al minuto 71 se produjo una nueva falta a favor de Estados Unidos, esta vez con revisión arbitral del VAR en una disputa de balón entre Torrecillas y Lavelle, donde se produjo un roce que terminó nuevamente en un penal a favor de Estados Unidos. La encargada de cobrarlo fue nuevamente Rapinoe convirtiendo su segundo tanto del encuentro.

Con desventaja en el marcador, en los últimos minutos entró al campo Caldentey por Torrecilla, dando un aviso de que España se jugaría el todo por el todo hasta el final, modificando su estructura a un 4-2-3-1 en ataque, intentando generar superioridad numérica, llegar en conducción o apostar por los remates de media distancia.

Ante el resultado adverso, España ejerció una fuerte presión en zona de inicio rival, adelantando sus líneas, jugando a uno dos toques entre Falcón y Hermoso en carril lateral y buscando el cambio de orientación y los centros. Pese a todas las llegadas y las insistencias, el equipo de Vilda no logró  igualar el marcador y acceder a la siguiente fase del Mundial.

“Nos vamos con la cabeza alta, damos la mano al contrario y nos veremos en el futuro. Orgullosísimos de esta selección y estas jugadoras”, dijo el seleccionador español. “Hemos planteado un gran nivel competitivo, nos han tenido que ganar con dos penaltis. Cuando das todo se te queda la tranquilidad de haberlo intentado”,  agregó Vilda destacando  que España consiguió “tapar” todas las virtudes de su rival. “Tengo un grupo que emociona. Nos hubiera encantado quedarnos más en el Mundial pero el fútbol nos la devolverá”.

La seleccionadora estadounidense, por su parte,  valoró la capacidad de su equipo para sobreponerse a un gran rival como España: “Ha sido el partido más complicado de todos los que se han jugado hasta ahora en la fase de octavos y estoy segura de que el resultado les ha dado energía a las jugadoras. Vemos el vaso medio lleno porque hay que seguir hacia delante. Lo que viene ahora va a ser emocionante”. Ellis ya piensa en el próximo reto ante Francia. “Habrá mucho en juego. Va a ser un partido increíble, por algo esta es la competición más grande a nivel internacional”.

Análisis Táctico: China 0 España 0

Hito histórico para la selección femenina española, que alcanza por primera vez en su historia los octavos de final de un Mundial. Lo hizo después de empatar sin goles ante China.

Análisis Táctico: España 3 Sudáfrica 1

La selección femenina consiguió su primera victoria en un Mundial. Lo hizo después de remontar un 0-1 en contra ante Sudáfrica. Jennifer Hermoso, con dos tantos de penalti, y Lucía García, fueron las goleadoras.

Análisis Táctico: Alemania 1 España 0

España no pudo puntuar ante Alemania, una de las grandes favoritas a ganar el Mundial, pero sí mostró una gran imagen. El gol de Dabritz antes del entretiempo fue decisivo.