Getty Images

Vinícius Junior

Real Madrid, 2018-Presente

El Perfil: 

Tan convencido estaba el Real Madrid del talento que poseía Vinícius José Paixão de Oliveira Júnior a sus 17 años, que firmó un acuerdo para traer al joven a Madrid dejándolo antes una temporada cedido en Flamengo hasta cumplir los 18 años. Inmediatamente se hicieron comparaciones con su compatriota Neymar, que firmó por el Barcelona con 21 años, pero mientras Neymar se trasladó al Barcelona para unirse a uno de los grandes del fútbol, Lionel Messi, el Real Madrid fichó a Vinícius en el mismo verano en el que Cristiano Ronaldo se fue a la Juventus, y por lo tanto como su potencial reemplazo a largo plazo.

Vinícius, extremo de gran talento y muy apreciado, tenía una cláusula de rescisión de 30 millones de euros en su primer contrato profesional con el Flamengo y, tras debutar, esa cláusula de rescisión aumentó a 45 millones de euros.  El Real Madrid, temeroso de perderse otro Neymar, desembolsó el dinero para traerlo al Santiago Bernabéu.

Tras un comienzo comprensiblemente lento, dado lo joven que era cuando se incorporó a uno de los mayores clubes del mundo, Vinícius ha crecido en importancia e influencia a las órdenes de Zinedine Zidane. “Estoy encantado por él”, dijo el entrenador francés. “Estamos viendo cosas fantásticas de Vinícius en este momento. Sabemos lo bueno que puede ser cuando ataca el espacio y lo está demostrando”.

Análisis táctico:

Vinícius rezuma confianza, y quizás no sorprenda que, dadas sus raíces brasileñas y su posición preferida como atacante diestro por la izquierda, el estilo, la vistosidad y la capacidad de regateo sean componentes clave de su juego. Su mayor amenaza para el equipo contrario está en recibir un pase en la banda izquierda para enfrentarse en el uno contra uno ante el lateral derecho rival. Tiende a intentar moverse hacia el interior y perfilado a su pie derecho dominante, porque cuando va por fuera para jugar con su pie izquierdo, es mucho menos efectivo.

Supera a los defensores con regularidad, y lo hace la mayoría de las veces con un autopase por delante del defensor para superarlo en velocidad, más que a través del manejo del balón y velocidad de pies, como sí lo hace a menudo un jugador como Neymar. Puede salir por cualquier perfil eficazmente y con inteligencia para hacerse el autopase, a menudo desplazando el balón por un lado y él, mientras, corriendo por el otro (abajo), también incluso levantándolo por encima de un defensor antes de intentar mantener la posesión una vez superado. Su confianza es tal que a menudo intenta pasar el balón por entre las piernas del adversario, objetivo que en muchas ocasiones no consigue, pero eso no le hace desistir de seguir intentándolo.

Su impresionante aceleración hace que los adversarios no se arriesguen en salir a cerrarlo si recibe el balón en la banda. Si esto ocurre, Vinícius no duda en alejar el balón de su marcador, en el espacio que éste ha dejado libre en su desplazamiento, para recurrir a su velocidad. En cambio, los defensores tienden a ser más conservadores y a apartarse de él si está orientado hacia la portería, lo que deja abierta la posibilidad de que pueda tomar impulso mientras corre hacia el defensor estático, e incluso puede ser más difícil de parar. No es casualidad que Vinícius genere muchas faltas de los defensores en sus intentos de frenarlo.

Sus movimientos son muy inteligentes y una parte crucial de lo que lo hace tan eficaz. Es muy consciente de dónde está el espacio y de cómo atacarlo: a menudo utiliza movimientos rápidos por fuera y por dentro para atraer al rival hacia el balón antes de girar hacia el espacio que ha creado (abajo). Sin embargo, no es un goleador nato, y dada la frecuencia con la que supera a su marcador -normalmente un jugador de la última línea de defensa rival-  tomando en cuenta su velocidad y movimientos, debería hacer más goles. Un aspecto que viene marcado generalmente por no acertar en la toma de decisiones en el mano a mano con el portero.

Sus pases en corto y capacidad de asociación no son una faceta particularmente fuerte de su juego, pero muestra destellos de habilidad cuando combina en zonas peligrosas alrededor del área rival. Si un pase se pierde, Vinícius es rápido para reaccionar y contraatacar; algunos de sus goles con el Real Madrid han sido resultado de una recuperación tras pérdida de balón en campo contrario.

Rol en el Real Madrid:

Vinícius juega casi exclusivamente como extremo izquierdo en el 4-3-3 de Zidane en el Real Madrid, aunque ha habido ocasiones en las que ha actuado como pareja de Karim Benzema sobre un 4-4-2. Sin embargo, su papel sigue siendo el mismo, independientemente de la formación sobre el papel, ya que Benzema se mantiene en el centro, con el brasileño dispuesto a atacar el espacio a la espalda del lateral derecho rival. El centrocampista por banda derecha -normalmente Marco Asensio o Lucas Vázquez- tenderá a desempeñar un papel diferente al de Vinícius, participando más por delante o por fuera del lateral rival. Vinícius, en cambio, planteará a su rival un problema diferente.

Su prioridad es posicionarse cerca del lateral oponente, y se mueve constantemente para intentar llegar a esa posición. Por ello, los rivales tienden a ser cautelosos a la hora de alejarse demasiado de su posición junto al central, por lo que Vinícius suele ser capaz de encontrar espacio frente a su oponente moviéndose hacia el balón. Desde esta posición, intenta aislar a su rival y regatearle.

Para asegurarse de que sigue siendo una amenaza para la portería contraria, Vinícius no tiene que aportar amplitud en la banda izquierda del Real Madrid. Siempre que puede, tiende a desplazarse hacia las zonas interiores, y a menudo utiliza la carrera por fuera del lateral izquierdo, Ferland Mendy o Marcelo, para crearse un espacio que le permita recortar con su pie derecho y centrar (abajo).

Tiende a buscar el pase nada más recortar hacia su pie derecho, en envíos que si ejecuta bien pueden ser extremadamente peligrosos. A menudo consigue orientar sus centros hacia los ángulos más lejanos de la portería, lo que significa que el portero tendrá que intervenir si nadie llega a tocar el balón. Se trata de centros peligrosos, ya que en el transcurso de esa trayectoria del balón, con el portero vencido al ángulo del pase, cualquier impacto de un compañero puede acabar en gol. Las asistencias de Vinícius han sido muy escasas, pero sigue perfeccionando sus habilidades y es un aspecto en el que sigue mejorando.

La competencia de Eden Hazard, un extremo por el que el Real Madrid pagó un traspaso de más de 100 millones de euros, podría amenazar su desarrollo. Sin embargo, la realidad ha sido muy distinta: Vinícius ha dado un paso adelante y se ha convertido en una pieza fundamental, mientras que Hazard ha estado fuera del equipo por repetidas lesiones desde su llegada al Real Madrid. Un hecho que le ha permitido al joven brasileño trazar una trayectoria ascendente.

Vinícius Junior

La Liga: El Informe de Eden Hazard

Eden Hazard solo ha podido dejar destellos de su enorme potencial en el Real Madrid debido a sus lesiones. Una suerte que espera cambiar. Nuestros entrenadores analizan lo que puede aportar al equipo de Zinedine Zidane.

La Liga: El informe de Fede Valverde

Fede Valverde se ha convertido en pieza fundamental para Zinedine Zidane en el Real Madrid. El jugador uruguayo destaca por su polivalencia para desarrollar diferentes funciones en mediocampo.

La Liga: El informe de Ansu Fati

A pesar de su temprana edad, Ansu Fati es una de las grandes revelaciones del Barcelona y La Liga. En virtud de sus habilidades, está llamado por muchos a tomar el relevo de Leo Messi en el futuro.