Getty Images

Sadio Mané

Barcelona y Liverpool se citan en las semifinales de la Champions League. Los azulgranas, después de conquistar su 26ª Liga española esta última jornada, aspiran ahora a llegar a la final de la máxima competición europea. Para eso tendrá que eliminar antes al Liverpool, uno de los equipos más poderosos en Europa y que el año pasado ya llegó a la final de la Champions League.

La gran temporada de los de Anfield tiene a Sadio Mané entre sus figuras más destacadas. Un futbolista consistente, pero que en este último tramo de la temporada ha elevado sus prestaciones. Fue elegido mejor jugador de la Premier League del mes de marzo y en abril solo su compañero de equipo, Virgil Van Dijk, Jugador del Año de la Premier por la PFA (Asociación de Futbolistas Profesionales), ha estado por encima de él. Asimismo, el futbolista africano desarrolló una gran actuación en la eliminatoria de cuartos de final ante el Oporto en la Champions League.

Getty

Esta temporada, Sadio Mané ha añadido más goles a su excelente rendimiento en la Premier League. Actualmente suma 20 tantos, igualado con Sergio Agüero (Manchester City) y a solo uno de su compañero Mo Salah, máximo goleador del campeonato.

En total, Mané suma 64 goles y 26 asistencias en 157 apariciones en la Premier League con Southampton y Liverpool. Un promedio de 0,4 goles, estadística elevada y consistente para un atacante que en pocas ocasiones ha jugado como delantero centro. Casi todos sus tantos han llegado desde su posición de banda izquierda para buscar después la diagonal al centro.

Esta es su campaña más prolífica en la faceta goleadora, ya que en sus previas cuatro campañas en la Premier League no había logrado alcanzar la veintena: 11 y 10 con el Southampton; 13 y 10 con Liverpool. Por otro lado, en la Champions League ha anotado 4 tantos en 10 partidos. Buenos números, aunque lejos de los espectaculares 10 goles que consiguió en la pasada edición.

Sus movimientos diagonales al carril central, tanto con balón como sin él, son oportunos, explosivos y, a menudo, difíciles de vigilar por los defensas contrarios, añadiendo también su capacidad para girarse con velocidad durante estos movimientos. Aspecto que provoca todavía más dificultades a los contrarios para conseguir un balance adecuado entre sus laterales y los centrales.

Su diagonal buscando el área rival se completa con carreras más verticales por banda del lateral izquierdo, Andy Robertson, o el delantero central, Roberto Firmino, que se descuelga a esa zona para liberar el centro. De este modo, el Liverpool, y Mané en particular, tiene todas las herramientas para ser peligroso ante dos tipos de defensas rivales. Ya sea contra un equipo que intenta correr hacia atrás para proteger su portería o ante defensas que apuestan por el balance defensivo para bloquear las opciones de pase. En todas las opciones las combinaciones de Mané pueden ser letales, ya que puede asociarse y saltar después la línea defensiva con facilidad.

A pesar de que no es un delantero de gran tamaño (1,75), la calidad de los movimientos sin balón le convierten en una sorprendente amenaza aérea, especialmente en los centros que buscan el primer palo. Con los defensores rivales a menudo buscando alternativas más obvias por arriba como Van Dijk o Firmino, es fácil ver cómo los oponentes pueden perder la pista de Mané dentro del área.

Punto fuerte en su juego es su capacidad para la aceleración en sus acciones. Sobre todo cuando se trata de movimientos más simples, como superar o llegar antes al balón que su marcador. Por lo tanto, es extremadamente peligroso cuando intenta romper un bloque bajo o atacar en diagonales, pero también durante los momentos de transición.

Su capacidad para superar a la mayoría de los oponentes le permite al Liverpool jugar pases verticales más largos a la espalda, especialmente si Salah y Firmino han arrastrado antes la línea defensiva rival más arriba.

Pero Mané no solo ataca. En el pasado mes de marzo, cuando fue nombrado mejor jugador del mes en la Premier League, sumó hasta 8 recuperaciones. Un apartado en el que alcanza un total de 146 en la competencia doméstica (4 por partido) y 36 en la Champions League (3,6 por partido). Su participación también tiene influencia en el juego colectivo del Liverpool, al que da fluidez y verticalidad con 882 pases buenos en la Premier League (26 por partido) y 199 en Europa (20 por partido).

Sadio Mané

Virgil van Dijk

Van Dijk: El muro del Liverpool

Virgil van Dijk es el central más en forma del fútbol europeo. Un pilar sobre el que Jurgen Klopp ha conseguido cimentar la seguridad defensiva de los "Reds" para aspirar a todo.

Análisis táctico: West Ham 1 Liverpool 1

El West Ham dio la sorpresa ante el Liverpool, líder de la Premier League. Los hombres de Pellegrini salieron con las ideas claras y buscaron las jugadas a balón parado, camino por el que llegó el empate de los Hammers, obra de Michail Antonio.

Análisis táctico: Barcelona 3 Manchester United 0

Messi, con dos goles y una actuación estelar ante el Manchester United, conduce al Barcelona a semifinales de la Champions League. Coutinho hizo el tercer tanto con un gran disparo.