Getty Images

Steven Gerrard

Glasgow Rangers, 2018-Presente

El Perfil:

Para su estreno como entrenador al más alto nivel, Steven Gerrard aceptó un puesto con mucha presión, reemplazando al destituido Pedro Caixinha en el Rangers de Glasgow. Tal es la bien ganada consideración que se le tiene en el Liverpool, que ya  se le ha visto  como un potencial sucesor de Jürgen Klopp, si llega el momento de que el entrenador alemán deje Anfield.

Fue bajo la dirección de Gérard Houllier cuando Gerrad hizo su debut en el primer equipo Red, trabajando después con Rafa Benítez, Roy Hodgson, Kenny Dalglish y Brendan Rodgers, también técnicos muy respetados en Liverpool.

Al mismo tiempo formó parte de la selección inglesa (114 internacionalidades), donde fue indiscutible para los seleccionadores Kevin Keegan, Sven-Göran Eriksson, Steve McClaren, Fabio Capello y Roy Hodgson. Se convirtió en capitán de su club y de su país, liderando a Inglaterra en dos Mundiales y una Eurocopa. No obstante, Gerrard es consciente de que el éxito como jugador – incluso tratándose de una carrera tan brillante como la suya- no es garantía de triunfo como entrenador.

El Rangers había estado tanto tiempo a la zaga del Celtic como primera potencia del fútbol escocés que no se podía esperar que pudiera destronar a su principal contrincante en su primera temporada al mando, pero sí los llevo al segundo puesto en la clasificación en la temporada 2018-19 (el mejor resultado del Rangers desde 2012). Más recientemente perdieron en la final de la Copa de Escocia, y hasta la fecha ocupan el segundo puesto en la tabla, a 13 puntos por detrás del Celtic, por lo cual es poco probable que ese primer trofeo local le llegue a Gerrard en la temporada 2019/20.

Hay que añadir, sin embargo, que ya están clasificados para los octavos de final de la Europa League, después de apear al Sporting de Braga.

“Empecé a explicarle las tácticas que utilizaría en el Liverpool”, dijo Benítez una vez sobre su antiguo capitán. “Fue mi primera conversación con Steven y fue todo sobre tácticas. Stevie estaba entusiasmado. Era el principio para nosotros, cuando aún no necesitaba estarlo”.

Estilo de juego:

Gerrard ha apostado de manera regular por una formación 4-3-3, pero también ha habido ocasiones en las que se ha utilizado tanto un 4-2-3-1 como un 4-3-2-1, ambos con sutiles modificaciones posicionales respecto al 4-3-3. Mantiene un estilo de juego de perfil ofensivo y basado en la posesión.

Los centrales se encargan de fomentar la asociación, normalmente después de recibir el balón del guardameta Allan McGregor o un pase para reiniciar la jugada desde el centro del campo, cuando los centrales buscan mover el balón entre ellos o jugarlo con un centrocampista o un lateral. En muy pocas ocasiones realizan desplazamientos en largo. Los laterales del Rangers, por su parte, son responsables de proporcionar amplitud, siendo influyentes tanto en ataque como en defensa.

Getty Images

De los tres mediocampistas centrales del Rangers, dos permanecen más retrasados y a uno se le da mayor libertad. Los dos en la retaguardia operan en los espacios intermedios- invitando a los laterales a avanzar- y a menudo se combinan con los centrales para las tareas defensivas.

El tercer mediocampista central contribuye a los ataques en la medida de lo posible a través de diferentes opciones: carreras en profundidad sin balón, avanzando con la posesión, cambios de juego, enlazando con los laterales o combinando con los tres delanteros.

Por lo tanto, son las funciones de la defensa y el mediocampo las que permiten que los tres delanteros permanezcan libres para atacar. Las triangulaciones que se forman entre los centrales, laterales y mediocampistas invitan a realizar pases cortos y en diagonal para generar superioridad sobre los oponentes y avanzar sobre ellos.

Movimientos similares pueden implicar que adopten un rombo en el centro del campo. Los tres delanteros del Rangers permanecen en posiciones estrechas (abajo), que se puede ver de manera más repetida en el 4-3-3. Mientras tanto, los atacantes en banda operan en los espacios intermedios, enlazando con los mediocampistas centrales y creando espacio para que los laterales puedan avanzar.

Esas posiciones estrechas también plantean a los laterales defensores el dilema de si deben permanecer cerca del central para evitar una sobrecarga de 3 contra 2 o moverse en amplitud para limitar los espacios a los laterales del Rangers (abajo). Ha habido varias ocasiones a lo largo de la 2019-20 en las que el equipo ha movido la posesión horizontalmente, desplazándose el lateral rival en amplitud en previsión de que el balón haga lo mismo; momento en que el Rangers puede eliminar a su rival con un pase interior a un atacante de banda. Situaciones que facilitan marcar goles.

Los rivales se ven obligados a jugar estirados por la estructura del Rangers, que con Gerrard también implica una disciplina posicional. Al defender, el equipo da prioridad a la protección de las zonas centrales; manteniendo en gran medida un bloque medio, desde el que esperan su oportunidad para avanzar y enfrentarse a sus oponentes.

Si hay una vulnerabilidad, es en los pasillos durante las fases de transición, debido a la posición avanzada de los laterales. Los que aún permanecen en defensa pueden ofrecer protección contra los pases directos y los contragolpes en las posiciones centrales, pero los espacios en banda siguen siendo tentadores para los oponentes, contribuyendo a la presión tras pérdida inmediata que Gerrard alienta, donde la intención es recuperar el balón durante el momento de la transición y desalentar a los contrincantes.

El equipo:

De modo parecido a Benítez, Gerrard ha mostrado su disposición a utilizar la amplitud de su plantilla.  El colombiano Alfredo Morelos es su delantero titular, pero Jermain Defoe también ha jugado regularmemte en ataque. Joe Aribo y Scott Arfield compiten por un puesto en el mediocampo con Glen Kamara, mientras que Sheyi Ojo e Ianis Hagi son las principales opciones en los tres puestos de ataque.

Gerrard favorece a los atacantes de banda que tienen un gran talento técnico y son capaces de gestionar la posesión, en gran parte porque la estructura del Rangers exige que estos jugadores operen en los espacios intermedios, con salida a diferentes perfiles cuando están bajo presión.

No es reacio a hacer cambios durante los partidos dadas las muchas opciones que tiene en su equipo. En la Premier League escocesa, el tiempo medio de la primera sustitución que hace Gerrard es al minuto 63. A esto le suelen seguir otras sustituciones, en promedio, en el 74 y 80. Si el Rangers va por delante en el marcador, estos cambios pueden retrasarse.

Aribo, Morelos y Ryan Kent son sustituidos con mayor regularidad; actuando Greg Stewart como principal recambio desde el banco. También es notable el hecho de que su primera sustitución tiende a ser de tipo ofensivo, probablemente en un intento de dejar satisfechos a los jugadores que no empiezan el partido o con el objetivo de ofrecer una amenaza diferente en ataque.

Steven Gerrard

Frank Lampard

Análisis: Frank Lampard y El Chelsea

El Chelsea inicia una nueva etapa tras la salida de Maurizio Sarri y la llegada al banquillo de un jugador histórico como reemplazo, Frank Lampard. Pero, ¿qué podemos esperar del exinternacional inglés en su debut como técnico en la Premier League?

Análisis: La propuesta de Mikel Arteta en el Arsenal

Nuestros expertos analizan en profundidad los principales detalles tácticos que Mikel Arteta ha introducido en su primer mes como entrenador del Arsenal.

Análisis: El impacto de Carlo Ancelotti en el Everton

Nuestros entrenadores analizan los cambios tácticos que ha propuesto el entrenador italiano en el Everton desde su llegada en diciembre. Un equipo más versátil en ataque que sigue buscando el equilibrio defensivo.