Getty Images

Aymeric Laporte

Manchester City, 2018-Presente

El Perfil:

Aymeric Laporte firmó por el Manchester City en la temporada 2017/18 después de que Pep Guardiola lo señalara como objetivo principal para reforzar la zaga citizen. “Tiene algo que no tenemos en el equipo. Es un central zurdo, con capacidad de crear. Los otros también tienen calidad, pero él es el único zurdo”, llegó a señalar el técnico español a principios de 2020, cuando el central regresó al equipo después de una larga lesión. Una de tantas que le impidieron tener toda la continuidad deseada, perdiendo su puesto en defensa en detrimento de John Stones y Rúben Dias.

A pesar de eso, Luis Enrique no ha tenido duda en reclamarlo para la selección española. Laporte, después de su nacionalización para jugar con España, ofrece al técnico español una posibilidad más en el centro de la zaga, con las principales virtudes que demanda Luis Enrique para una posición tan específica.

Análisis táctico:

A pesar de su corpulencia, Laporte no es un central lento, contando con la capacidad de ofrecer diferentes acciones favorables para su equipo. Una de ellas es su facilidad en la relación con el balón. Eso le permite, en fase ofensiva, mostrarse como un jugador muy participativo, sobre todo en fase de inicio, en la que se presenta casi siempre de manera combinativa buscando a los compañeros mejor colocados.

No es un central de los que se limite a circular el balón de lado a lado, sino que busca constantemente la progresión en estos primeros compases del juego, siempre sin prisa y oteando el apoyo de un compañero que aparezca en el espacio para filtrar el balón en los intervalos que pueda ofrecer la primera línea de presión rival.

Es un jugador preciso en el pase y que aporta garantías en la salida de balón, mostrando soltura y evitando posibles interceptaciones del rival. Además, en la fase de inicio también domina el pase medio y largo con bastante precisión y sentido para tomar la decisión correcta, unas acciones facilitadas por las superioridades que les ofrecen sus compañeros en los carriles laterales y la profundidad a los desmarques de ruptura largos a la espalda de la defensa rival. Para ello, utiliza tanto el golpeo con el interior del pie para conseguir un balón favorable a la carrera del compañero o el golpeo plano, de empeine, que busca directamente el pie del receptor haciéndole más fácil el control.

En su constante búsqueda de la progresión, si no encuentra rival a su paso, conducirá hasta que le asalte algún rival, liberando así una marca; momento en el que dará el pase hacia ese compañero ya libre.

En fase de creación, mantiene bien las distancias de relación entre sus compañeros, interpreta adecuadamente la jugada y la acompaña por detrás (arriba), ofreciendo constantemente una línea de pase de seguridad en diagonal hacia atrás por si algún compañero la necesitara. En ese momento de recepción, participa, al igual que en la fase de inicio en la circulación del balón, manejándose con mucha calma, siendo raro verle liberarse del balón sin sentido, y teniendo también un buen criterio de juego cuando avanza a campo contrario. Además, utiliza su pierna débil, la derecha, con bastante seguridad en el desarrollo de todas las acciones combinativas.

En función de la altura de su equipo, no duda en llegar a campo contrario para conseguir que el equipo no pierda el equilibrio mientras acompaña la jugada, sin perder nunca esas distancias de relación entre sus compañeros.

Durante la fase de finalización, cuando ha perdido opciones de entrar en contacto con el balón, es habitual verle realizar vigilancias ofensivas (abajo) en campo contrario. Así, se mantiene muy cerca del delantero rival para que, en caso de pérdida, poder estar encima de él y no permitir que haya un delantero liberado de marca con espacios que pudieran ser letales en caso de contragolpe.

Laporte es un jugador que asume riesgos y, si en sus conducciones desde su zona de actuación nadie le salta a la presión, es capaz de llegar al área rival para finalizar. Asimismo, ante defensas en bloque bajo muy cerradas, si llega a zonas peligrosas puede llegar a optar por el disparo de zurda con un golpeo con más precisión que potencia. En las acciones ofensivas a balón parado, mientras tanto, suele aparecer para rematar y finalizar jugada, siendo sus goles en su mayoría de cabeza en este tipo de jugadas.

En la fase defensiva y ante la presión alta de sus compañeros, agarra su marca y es capaz de perseguirle hasta posiciones muy adelantadas para que no reciba con facilidad. Además, en este tipo de situaciones si el rival va a recibir el balón, se anticipa muy bien marcando los tiempos correctamente.

También es un jugador especialmente valioso cuando su equipo está descolocado. Si le encaran en el uno contra uno es capaz de realizar buenas temporizaciones defensivas esperando el momento idóneo para realizar el tackling. Destaca notablemente en esta acción, siendo un jugador agresivo para ir al suelo y preciso, yendo al límite para robar el balón y abortar en muchas ocasiones contraataques o ataques prometedores rivales.

En el uno contra uno también es un defensa que encima mucho al rival, restándole metros de reacción. Ya una vez cerca de él, utiliza sus brazos y su cuerpo para interponerse entre el contrario y el balón y así acabar robando. Asimismo, es muy poderoso en el duelo aéreo defensivo ante balones frontales donde, o bien gana por altura o bien se anticipa para ganarlo, pero siempre atacando el esférico con mucha intensidad.

En los centros laterales, sin embargo, sufre un poco más ya que normalmente prioriza buscar el balón y olvida contactar con la marca (arriba). Por otro lado, en el despeje opta en la mayoría de las ocasiones por intentar que el balón acabe en el pie de un compañero para lanzar una transición ofensiva. Una acción en la que, no obstante, en ocasiones refleja falta de contundencia.

También defensivamente se coloca en la línea de cuatro cuando su equipo se ve obligado a replegar en bloque medio o bajo. Adopta entonces su posición natural de central izquierdo, siendo rápido e inteligente realizando las coberturas tanto al lateral izquierdo, saliendo a cerrar a banda, como también a su compañero en el centro de la zaga una vez superado (abajo). En este mismo desarrollo se ve obligado a acercarse más a banda derecha.

Rol en el Manchester City:

Guardiola lo utiliza como el primer responsable de sacar el balón jugado desde atrás. Así, quiere que su decisión sea buscar un compañero profundo para entregarle el balón. La segunda opción es optar por combinar con un compañero más cercano que se ofrezca a espaldas de la primera línea de presión rival, y si eso no sucede, buscará la circulación de balón con jugadores cercanos para atraer, hasta acabar liberando compañeros por dentro.

También ha jugado en alguna ocasión en una línea defensiva de tres jugadores, ocupando la zona central acompañado de Nathan Aké en la izquierda y Rúben Días en la derecha, siendo también el principal encargado de superar las primeras líneas de presión.

Defensivamente, se coloca en la línea de cuatro cuando su equipo se ve obligado a replegar en bloque medio o bajo. Desde su posición de central izquierdo se muestra rápido e inteligente realizando las coberturas tanto al lateral izquierdo, saliendo a tapar a banda, como a su compañero en el centro de la zaga una vez superado, viéndose obligado a acercarse más a banda derecha. A nivel defensivo, su rol en el City agresivo, un central que defiende hacia delante, sin miedo a exponer su espalda y que busca robar los balones lo más alejado de su portería posible.

En acciones a balón parado, Guardiola le encarga la misión de atacar generalmente el segundo palo, donde trata de liberarse de su marca. A nivel defensivo, Guardiola suele utilizar un marcaje colectivo combinado en acciones a balón parado, donde Laporte se encarga del marcaje individual en zona en la posición generalmente más centrada, muy pendiente de la trayectoria del envío para el despeje.

Falta por ver el rol desempeñado por Laporte con la selección española, aunque probablemente los minutos que pueda disputar en esta cumplirá un rol muy similar al del Manchester City: el primer jugador que intente superar líneas de presión en fase de inicio y que aporte seguridad defensiva a la zaga en los momentos sin balón.

Aymeric Laporte

Premier League: El informe de Dani Ceballos

Nuestros entrenadores profesionales analizan el desarrollo de Dani Ceballos en el Arsenal. Un futbolista clave en el camino de los Gunners a la final de la FA Cup 2019/2020.

Premier League: El Informe de Edinson Cavani

Edinson Cavani ha añadido un nuevo enfoque al ataque del Manchester United, que aspira a volver a reinar en la Premier League. Nuestros entrenadores analizan sus cualidades y el aporte al equipo de Ole Gunnar Solskjaer.

Premier League: El informe de João Cancelo

La espectacular racha de resultados del Manchester City ha coincidido con la mejor versión de João Cancelo como jugador citizen. Analizamos su desarrollo en el esquema de juego de Pep Guardiola.