Getty Images

James Rodríguez

Everton, 2020-Presente

El Perfil:

Carlo Ancelotti ha vuelto a contar para el Everton con James Rodríguez, jugador al que ya tuvo bajo sus órdenes en el Real Madrid y el Bayern de Múnich. El entrenador italiano ha confiado en el internacional colombiano para añadir un perfil diferente y versatilidad al juego asociativo del equipo inglés en ataque.

“Si me gustara la velocidad, hubiera fichado a Usain Bolt”, sentenció el técnico italiano ante las dudas sobre la adaptación de James a la rapidez e intensidad de la Premier League. “Es verdad que no es el jugador más rápido del mundo, pero tiene muchísima calidad. Tenemos que usarlo para que la demuestre. No es un extremo, pero puede venirse al medio y recibir la pelota, es muy peligroso. No me preocupa su ritmo y su velocidad”, sentenció Ancelotti.

James espera recuperar en el Everton el papel estelar que alcanzó después de actuaciones como en el Mundial de 2014 con Colombia, en el Mónaco o en su primera etapa en el Real Madrid. “Soy un ganador y aquí el proyecto es muy serio. También puedo ver que esta afición es muy fanática. Y espero que podamos tener un buen feeling entre nosotros. De lo que pueden estar seguros es de que voy a darlo todo en cada situación de juego, cada jugada, cada entrenamiento”, afirmó en su presentación con el equipo inglés.

Análisis táctico:

El disparo de Rodríguez desde una posición central puede ser efectivo, pero su mejor perfil para encontrar situaciones de remate es cuando llega por el pasillo derecho (abajo). A la hora de rematar, suele hacerlo en estático o simplemente después de una pequeña zancada, pero casi nunca en carrera. La trayectoria del balón buscará el ángulo más alejado a su posición, con la suficiente curva como para dificultar la acción del portero.

Si se mueve en posiciones más retrasadas, su técnica de disparo cambia, golpeando el balón con el interior del pie para conjugar velocidad y precisión, o de empeine para sumar más potencia. Ambas técnicas de remate se repiten cuando juega por el pasillo izquierdo, con un movimiento interior desde ese perfil utilizando su habilidad con la pierna izquierda (su perfil dominante). Ya dentro del área rival, optará más por el disparo cruzado al palo derecho.

La excelente sincronización de Rodríguez entre sus movimientos y el primer control evita que los oponentes bloqueen muchos de sus intentos de remate a puerta, buscando iniciar la acción ofensiva justo cuando recibe la posesión de un compañero. Debido a esta virtud es capaz de generarse más espacio para rematar –en muchas ocasiones en estático-, sin la necesidad de utilizar el impulso en su carrera para agregar potencia al tiro, como sí ocurre en otros centrocampistas que juegan en su misma posición.

La calidad de su último pase es otra fortaleza en su juego, especialmente cuando hay espacios entre la defensa rival para habilitar a sus compañeros en zona de finalización. Es cuando llega desde el pasillo interior izquierdo donde sus envíos son más efectivos para el extremo opuesto. También destaca en su capacidad de centro desde banda, especialmente en las acciones a balón parado, donde logró una alta proporción de sus asistencias en el Real Madrid (42).

El recorte por dentro le permite realizar centros en profundidad, apuntando al jugador del palo más alejado o a las unidades que llegan desde segunda línea (abajo). La mejor forma de habilitarlo en esta función es llevar a un jugador cerca de él, ya sea un interior ofensivo por la derecha o un lateral derecho en posiciones adelantadas, para liberarlo de marca y que el colombiano pueda ganar tiempo y espacio para generar un envío de mayor precisión.

Señalado anteriormente, su capacidad de pase genera espacios a los jugadores de ataque, también ante un bloque defensivo rival muy congestionado. Rodríguez puede habilitar la acción en ataque sin necesidad de combinar con otro compañero o conducir con el balón.

Mientras tanto, en el apartado defensivo, puede cubrir espacios cortos en la presión con relativa rapidez, aunque le cuesta cambiar de dirección y adaptarse a los movimientos del oponente en posesión. Muchas de sus acciones y movimientos en defensa simplemente sirven para retrasar el ataque del oponente, pero sin recuperar el balón. Un apartado donde no es un jugador fiable.

Rol en el Real Madrid y Bayern Múnich:

El colombiano pasó una temporada bajo el mando de Ancelotti en el Madrid, jugando como interior o en banda en un 4-4-2 ó el 4-3-3 del técnico italiano. Cuando jugaba en banda derecha, partía a una posición interior para ayudar a la pareja de delanteros centrales, especialmente con balones por el pasillo interior izquierdo. Tanto Ronaldo como Benzema se beneficiaron enormemente de sus envíos por encima de la defensa rival, particularmente el delantero portugués, obvia amenaza aérea.

Al atacar desde una posición central, incluso durante el 4-4-2, las acciones de Rodríguez en ataque cambiaron de manera natural. En ese caso la amplitud era proporcionada por los avances de los laterales, Dani Carvajal y Marcelo, con el mediocampista izquierdo – a menudo Isco – también entrando por dentro para terminar jugando con dos mediapuntas (James e Isco). Así, las combinaciones por dentro del colombiano ayudaron a aumentar la velocidad de los ataques por el carril central, también gozando el jugador colombiano de una mejor disposición para buscar el disparo a portería desde media distancia.

Después de la salida de Ancelotti del Madrid, llegaron Rafael Benítez y posteriormente Zinedine Zidane. Estos cambios de entrenador hicieron que tuviera menos presencia en el once inicial, alternando todavía entre las posiciones de banda por la derecha o interior. Con los nuevos extremos de Lucas Vázquez y Marco Asensio atacando con más amplitud que Ronaldo y Bale en temporadas anteriores, Rodríguez logró irrumpir más en la delantera sin balón, actuando como elemento de conexión con el delantero.

Sin embargo, los minutos de Rodríguez en el Madrid se redujeron gradualmente, con el trío de mediocampistas centrales de Toni Kroos, Luka Modric y Casemiro como opción preferida, y diferentes jugadores en ataque por delante de él en el once titular. Una situación que lo llevó al Bayern Múnich en calidad de préstamo, pasando dos temporadas en Alemania. Aquí se reunió brevemente con Ancelotti, hasta que el entrenador italiano fue reemplazado por Jupp Heynckes a principios de la temporada 2017/18, antes de Nico Kovac para el resto de su tiempo en Alemania. Rodríguez fue utilizado principalmente en la zona central, tanto en el 4-3-3 como en el 4-2-3-1. Jugando en el doble pivote, como mediapunta o interior ofensivo.

En el Bayern tuvo mucho apoyo en profundidad, con los extremos Arjen Robben, Frank Ribéry, Serge Gnabry y Kingsley Coman. Todo ellos proporcionando amplitud por banda, antes de irrumpir a la espalda de la defensa rival. Esto significaba que desde el canal interior, Rodríguez podía combinar en ataque con los extremos, finalizando la jugada con un centro para Robert Lewandowski y Thomas Müller.

Alternativamente, Rodríguez también buscaría conectar en ataque con los delanteros, especialmente con Müller en sus movimientos a zonas interiores. Y siempre con la amplitud proporcionada por los laterales Rafinha, David Alaba, o Thomas Kimmich, el jugador colombiano podría atacar desde una posición interior en una estructura de tres jugadores en el medio del campo, ya liberado de marcas individuales por el avance de los laterales. Actuando como interior, Rodríguez jugó más entre líneas, encontrando más facilidades para el disparo a puerta o buscar el pase a sus compañeros por delante.

James Rodríguez

Premier League: El informe de Adama Traoré

El atacante español añadió conocimiento táctico a su potencia en el Middlesbrough bajo las órdenes de Aitor Karanka. En el Wolves, con Nuno Espiríto Santo, se ha convertido en una de las estrellas de la Premier League.

Premier League: El informe de Dani Ceballos

Nuestros entrenadores profesionales analizan el desarrollo de Dani Ceballos en el Arsenal. Un futbolista clave en el camino de los Gunners a la final de la FA Cup 2019/2020.

Premier League: El informe de Sergio Agüero

Sergio Agüero, después de diez temporadas, anunció su decisión de no continuar en el Manchester City. Nuestros entrenadores analizan sus cualidades, de gran aporte para el club inglés y a buen seguro para su futuro equipo, sonando entre ellos el Barcelona o la Juventus.