Getty Images

David Silva

Real Sociedad 2020-Presente

El Perfil:

La Real Sociedad logró el fichaje de uno de los mejores jugadores en la historia de la Premier League cuando persuadió a David Silva para incorporarse a sus filas, tras su salida del Manchester City en agosto de 2020. Incluso a sus 34 años, y después de una década de haberse convertido en posiblemente el fichaje más importante del City en la era moderna, su juego y técnica siguen deslumbrando y su llegada, en calidad de agente libre, ha tenido un impacto notable tanto como para la Real Sociedad como para la Liga.

“En mi primer año en el City, le hablaba de lo sorprendido que estaba de que hubiese venido (a la Premier League)”, dijo el técnico del City, Pep Guardiola, sobre el centrocampista de gran clase. “Una liga tan física, tan dura, tan imponente, con este clima, este estilo de fútbol… Es increíble cómo fue capaz de sobrevivir o adaptarse y hacerlo tan bien”. Imanol Aguacil, entrenador de la Real Sociedad, también ha señalado su ascendencia dentro del desarrollo de juego del equipo. “Silva solo hay uno. Un jugador que marca la diferencia”.

Análisis táctico:

Silva sigue siendo uno de los centrocampistas ofensivos más inteligentes del mundo. Le encanta operar entre líneas, ya sea en el pasillo central o interior con la libertad para desarrollarse por los pasillos interiores en busca del espacio entre los centrales y el lateral rival. Su visión y entendimiento del juego, sumado a la comprensión de los movimientos realizados por sus compañeros de equipo, lo hacen capaz de romper líneas consistentemente con pases que muchos otros ni siquiera verían (abajo). El momento del pase, que a menudo se retrasa hasta que el compañero de equipo toma ventaja sobre los defensores que están a su lado, también complementa a los que hacen carreras desde atrás.

El peso de sus pases es igualmente impresionante. Precisos para jugar al pie de los que se mueven por detrás a gran velocidad, como ligeros a los que tienen tiempo y espacio para recibir. Es solo cuando intenta jugar sobre las defensas rivales que puede calcular más su ejecución o golpear con demasiada potencia.

Silva no destaca por su velocidad, con o sin balón, pero tiene la capacidad de desacelerar rápidamente y detenerse por completo. Cuando lo hace, y luego desliza un pase o gira sobre sí mismo, tiene el potencial de crear y superar a un oponente en el uno contra uno. Puede desplazarse más allá de sus marcadores arrastrando su marca, lo que habilita una nueva línea de pase.

Su agilidad también lo ayuda a alejarse de la presión intensa, algo que a menudo necesita cuando se mueve entre líneas. Aunque es poco probable que regatee a numerosos oponentes, conduce el balón deliberadamente para sacarlos de su posición. Cuando un defensor se mueve para presionarlo, responde apuntando sutilmente al espacio que el defensor ha dejado libre.

Su capacidad para escoger el mejor momento de deslizar un pase se corresponde con su comprensión de cuándo y cómo moverse para recibirlo (abajo). Sus contribuciones sin balón lo hacen participar regularmente en el apoyo al juego de ataque, particularmente en las áreas centrales, y sobresale cuando se trata de reconocer cómo y cuándo moverse a la espalda de su marcador. Esto lo hace efectivo para ayudar a construir movimientos colectivos, particularmente porque puede jugar con un solo toque ante bloques bajos y compactos.

Aunque su rol principal es de organizador, tiene una faceta goleadora destacada siendo mediocampista, alcanzando en ocasiones cifras dobles a lo largo de una temporada. La mayoría de esos tantos se deben al posicionamiento y la sincronización que le permiten evitar la presión defensiva, encontrar espacios dentro del área de penalti y avanzar a posiciones de ataque para rematar al primer toque.

Rol en la Real Sociedad:

Desde su regreso a España, Silva ha operado en gran medida en mediocampo en el 4-3-3 de la Sociedad. Al igual que en el City y con Guardiola, juega como interior, pero sus aportaciones entre líneas y cuando se mueve hacia atrás (abajo) en cambio lo involucran desde la derecha. Rápidamente se ha convertido en uno de sus jugadores más creativos, desarrollando sociedades prometedoras con Portu y Adnan Januzaj, quienes comienzan de manera más consistente como extremos derechos en el ataque de la Real.

Mientras que Portu prefiere moverse por dentro para actuar como segundo delantero cerca del área -convirtiéndose así en un objetivo adicional para los pases de Silva hacia adelante-, Januzaj permanece más atrás en zonas interiores con el objetivo de participar en el desarrollo de juego. Los pases hacia el pasillo derecho de Portu se producen después de que Silva gira hacia el centro del campo antes de volver a jugar con su pie izquierdo, perfil dominante. Cuando, en cambio, apunta al delantero más alejado, por lo general Alexander Isak, realiza pases cortos sobre los defensores rivales o en diagonal entre los espacios.

El posicionamiento más retrasado de Januzaj habilita a Silva a avanzar, y lo hace sabiendo que su lateral derecho, ya sea Andoni Gorosabel o Joseba Zaldúa, se desdoblan por banda para aportar amplitud de ataque. Debido a que Silva opera principalmente desde la derecha, el balón a menudo está en su pie derecho, perfil más débil. En áreas avanzadas, esto frecuentemente lo obliga a retroceder y retrasar el pase o disparo, perdiendo potencialmente la mejor oportunidad para efectuar esos envíos.

Eso puede ser a veces frustrante, pero arrancar desde una posición inicial como interior derecho le habilita permanecer más tiempo en zonas interiores. Cuando el juego de la Real Sociedad se desarrolla por el perfil izquierdo, tiene la libertad de desplazarse hacia adentro, en posiciones y espacios donde le encanta operar. En estas situaciones continúa impresionando con su habilidad para actuar como vínculo en las acciones de ataque, ya sea con pases sobre el delantero, asociándose con el lateral derecho en su desdoblamiento por banda o combinándose con el centrocampista central, ya sea Mikel Merino o Mikel Oyarzabal, en banda izquierda.

Aunque es un jugador veterano y con una alta carga de partidos, Silva ha demostrado que conserva la inteligencia y la astucia para tener una gran influencia en el juego desde una posición diferente a la que ocupó durante tanto tiempo en el Manchester City. En definitiva, un jugador que eleva las prestaciones de la Real Sociedad.

David Silva

La Liga: El Informe de Sergiño Dest

El Barcelona confía en que Sergiño Dest, internacional por Estados Unidos y ex jugador del Ajax, se convierta en el sucesor de Dani Alves en el lateral derecho. Analizamos sus cualidades tácticas y técnicas.

Premier League: El informe de Adama Traoré

El atacante español añadió conocimiento táctico a su potencia en el Middlesbrough bajo las órdenes de Aitor Karanka. En el Wolves, con Nuno Espiríto Santo, se ha convertido en una de las estrellas de la Premier League.

La Liga: El Informe de Luis Suárez

El Atlético de Madrid ha reforzado su ataque con Luis Suárez, jugador con el que espera superar sus problemas de cara a portería. Nuestros entrenadores profesionales analizan las cualidades del atacante uruguayo.