Getty Images

Luis Suárez

Atlético de Madrid, 2020-Presente

El Perfil:

El Atlético de Madrid ha firmado a uno de los mejores atacantes de la era moderna en un traspaso que muchos consideran una ganga: 6 millones de euros al Barcelona en variables. Aunque ya no es el jugador que una vez sucedió a Steven Gerrard como el jugador más influyente del Liverpool y que tanto contribuyó a que el trío que conformó junto a Lionel Messi y Neymar hiciera del Barça un equipo devastador, Luis Suárez conserva su ambición y capacidad para sobresalir bajo la dirección de Diego Simeone en el Atlético.

Sus 198 goles en 283 partidos con el Barça -tercer máximo goleador en la historia del club azulgrana- en los seis años siguientes a su traspaso desde el Liverpool justificaron con creces los 81 millones de euros, y junto a João Félix o Diego Costa (si finalmente el hispano brasileño se queda en el equipo) se espera que contribuya a una ofensiva rojiblanca especialmente potente.

Su debut con la camiseta rojiblanca no pudo ser mejor, con dos goles y una asistencia ante el Granada en apenas veinte minutos de juego. “A la hora de armar un equipo, busco chicos que sepan rendir y que acepten cuando juegan y cuando no”, dijo Simeone. “Así es como se forman los grandes equipos”.

Análisis táctico:

Suárez es un atacante de enorme versatilidad, ya que se siente cómodo jugando como único “9”, con un segundo delantero o en una ofensiva de tres unidades como se desarrolló principalmente en el Barça. Ha demostrado constantemente ser un impresionante finalizador, en gran parte por la variedad de remate que tiene. También es efectivo ya sea recibiendo el balón al pie, corriendo al espacio, atacando los centros al área, llegando desde segunda línea para rematar o asociándose cerca del área rival.

Cuando ataca por el perfil izquierdo es probable que opte por el disparo con la derecha –su pie dominante-, buscando el palo más alejado o el más cercano, generalmente en un remate entre las piernas de los defensores para complicar la acción del portero. Si se desplaza hacia la derecha, busca la incursión por dentro desafiando a su rival, aunque, en lugar de intentar superarlo en el uno contra uno, ataca su espalda para llegar a cualquier envío dentro del área.

Su anticipación es otra de sus grandes cualidades, mostrándose siempre listo para cazar cualquier rebote o ganar la segunda jugada, convirtiéndose en un efectivo depredador dentro del área. Si no es el objetivo principal en la acción ofensiva, se dirigirá a donde haya más espacio para perseguir la segunda jugada. En las ocasiones en que recibe de espaldas a la portería, utiliza su cuerpo para proteger el balón, buscando a continuación la asociación con su compañero o creando una oportunidad de manera individual.

Esa variedad también se extrapola al juego de construcción del equipo desde atrás. En esos momentos se le puede ver regularmente adoptando una posición de fuera de juego (abajo) para impedir que su oponente le vea a él y al balón, y luego moviéndose en el último segundo hacia el esférico para combinar, recibiendo así en ventaja ante su marcador. Desde ahí puede buscar a un compañero que avanza por banda o buscar la carrera entre los defensores y en dirección contraria al balón.

Su amenaza atacando el espacio ha quedado tan demostrada como su creatividad. Suárez busca participar en la acción, cuando el balón está en la banda, para recibir pases diagonales u horizontales a sus pies y luego habilitar a un compañero a la espalda de la defensa contraria. Mencionado anteriormente, también es muy hábil jugando de espaldas a la portería en estas situaciones, asociándose con inteligencia con otros compañeros. Si resiste el impulso de buscar pases rápidos en favor de una jugada más controlada, evita así que el juego de su equipo se vuelva desordenado, siendo más eficaz en las acciones ofensivas.

No obstante, ese ingrediente de desorden en su juego es muy útil para sus compañeros en los momentos sin balón. Su energía e intensidad le llevan a buscar la recuperación, evolucionando en su enfoque en la presión. Si está cerca del poseedor del balón, mostrará una gran intensidad en su persecución, mientras que si está alejado del balón, busca posicionarse en espacios para cerrar la línea de pase del rival.

Rol en el Barcelona:

Suárez fue principal referencia ofensiva tanto en la estructura en rombo de cuatro en medio del campo con dos delanteros, como en el 4-3-3; sistemas planteados por Quique Setién en el Barça durante toda la temporada 2019/20. En fase de posesión, priorizó atacar el espacio y estirar verticalmente las estructuras defensivas de los rivales para aumentar los espacios entre líneas aprovechados por Messi y otros  jugadores en el ataque.

Fue en el Barça, donde formó previamente con Messi y Neymar un extraordinario tridente ofensivo, que el juego de Suárez evolucionó hasta convertirse en un delantero completo capaz de adoptar diferentes posiciones y encontrar el gol por diferentes vías. Hasta su partida del club azulgrana, su entendimiento con Messi, en particular, condujo a numerosos goles y asistencias para ambos.

Esa relación propició que se combinaran (arriba) a menudo con otro compañero de equipo, para avanzar más allá de las defensas contrarias. Suárez estaba constantemente atento a la posición de sus compañeros cerca del área rival, incluso cuando estaban bajo presión. Esta capacidad para leer el juego contribuía a generar opciones de gol debido a su buen juicio para saber qué carreras efectuar y cómo debían ser los pases.

En tareas defensivas, era igualmente influyente en la primera línea de presión del Barça, donde a menudo hacía esfuerzos de alta intensidad hacia el defensa central portador del balón. Bajo un rol más solidario, incluso a veces aceptaba parte del trabajo defensivo de Messi para que la energía del argentino se preservara para cuando tuvieran el balón.

Con todas esas cualidades, especialmente las ofensivas, se espera que el Atlético y Simeone acaben con los problemas para hacer goles que arrastraron la pasada temporada en ataque. Una campaña en la que solo Álvaro Morata, con 12 goles, llegó a los dobles dígitos, con João Felix anotando 6 tantos y Diego Costa limitado a 5.

Luis Suárez

Análisis estadístico: La influencia de Luis Suárez

El Barcelona recupera a su '9' para el final de la temporada 2019/20, después de recuperarse de su lesión en la rodilla. Analizamos la trascendencia de Luis Suárez en el juego azulgrana a través de sus números.

La Liga: El informe de Fede Valverde

Fede Valverde se ha convertido en pieza fundamental para Zinedine Zidane en el Real Madrid. El jugador uruguayo destaca por su polivalencia para desarrollar diferentes funciones en mediocampo.

La Liga: El informe de Marcos Llorente

De centrocampista organizador a delantero. Marcos Llorente ha mutado su rol y desempeño con Diego Pablo Simeone en el Atlético de Madrid. Nuestros entrenadores analizan sus cualidades tácticas y técnicas.