Getty Images

Lionel Messi

Barcelona, 2000-Presente

Lionel Messi no solo es ampliamente reconocido como el mejor jugador en activo del mundo, sino que también es valorado por muchos como el mejor de todos los tiempos. Por supuesto, también el jugador más influyente en la historia del Barcelona, liderando al equipo en la conquista de 34 títulos. Galardones a los que añade ser el máximo goleador del club azulgrana, superando a César Rodríguez.

Por lo tanto, quizás no es de extrañar que haya sido premiado con el Balón de Oro hasta en seis ocasiones (2009, 2010, 2011, 2012, 2015 y 2019), todo un récord, que posiblemente siga extendiendo. También es ineludible reconocer la influencia tan grande que ha tenido en general en el fútbol y que su figura sea objeto de grandes elogios por muchos de los entrevistados en The Coaches’ Voice. En este homenaje hemos recopilado lo mejor de esas citas en un solo sitio.

Getty Images

“Messi es sin duda el mejor futbolista del mundo, capaz de inspirar al equipo hasta el punto de que, si tal vez no están teniendo un buen día, acaben teniendo el mejor día. Al verlo, crece su entusiasmo, y esto está íntimamente ligado a las emociones.

Dentro de la selección (Argentina), él es el factor determinante. Él es clave; controla el ritmo; dirige sobre todo el ataque del equipo, y conoce a todos los jugadores que acabarán jugando con él”.

– El argentino Diego Simeone sigue compitiendo con Messi en La Liga como entrenador del Atlético de Madrid

“Teníamos al mejor del mundo, Messi, una moral de hierro y a un entrenador que todo el mundo seguía. Y, sobre todo, estábamos convencidos de ganar.

El primero, Pep (Guardiola). Cuanta más dificultad, más claro lo ve todo.

Era una cosa impresionante. Como lo fue todo el tiempo que pasamos en el Barcelona. Para mí fue una lástima que eso se terminara, porque yo personalmente creo que el equipo tenía más margen para ganar cosas”.

– Domènec Torrent entrenó a Messi en el Barcelona de 2008 a 2012

Getty Images

“Mientras caminaba hacia el banquillo, iba siguiendo el partido. Daba un paso y me giraba. Otro paso y volvía a girarme para verlo. Y al llegar al banquillo, les dije a los asistentes que estaban allí: ‘Hay que ficharlo’.

Bastaron cinco minutos –lo que tardé en cruzar desde el saque de esquina al banquillo- para ver que, si no pasaba nada raro, iba a ser uno de los grandes del fútbol mundial. Yo llevaba muchos años de fútbol, y en ese tiempo ves muchos chicos brillantes jugar, pero Messi era completamente diferente a todos.

Hacía cosas increíbles para un niño de su edad, lo mismo que sigue haciendo ahora en cada partido, pero con el tamaño de entonces. Pero no solo era espectacular jugando, es que además tenía el balón continuamente.

Otros chicos de esa edad ves que juegan muy bien, pero conectan con el balón cada cierto tiempo, cuando pasa por ellos. Pero Messi no, todo el tiempo estaba con la pelota. Si la perdía, presionaba al jugador que se la había robado hasta quitársela. Y eso ante jugadores mucho más mayores que él, que le sacaban varias cabezas.

Un chico que se transformaba en el campo. Fuera era tímido, muy calladito. Pero cuando jugaba, era otro, un ganador nato, valiente, sin abandonar nunca una jugada. Una cosa tremenda”.

– Carles Rexach era el director técnico del Barcelona cuando fichó a Messi en 2000

“La situación para nosotros era muy, muy clara. No puede jugar sin una marca encima cuando se sitúa entre líneas. Entonces este jugador (un mediocampista defensivo) debe tener el control total de esta área (frente a la defensa); siempre en comunicación con el lateral izquierdo. Hay un momento en el que (Messi) se convierte en la (prioridad) del centrocampista.

Si en un momento Messi se mete entre líneas, y si decides ir (con él), tienes que defenderte de (Dani) Alves. Había una combinación de ideas, pero básicamente todo giraba en torno a no dejar jugar a Messi”.

– José Mourinho era entrenador del Inter de Milán cuando derrotó al Barcelona en las semifinales de la Champions League 2010

“(Diego Maradona) Donde más te sorprendía era en los entrenamientos. En los partidos lo disfrutabas, pero sin las cámaras, en esa intimidad, era algo espectacular.

Hacía cosas que no eran normales. De otro planeta.

Años después, tuve esa misma sensación con Lionel Messi. Aunque todavía era muy joven (21 años), ya se le veía un enorme potencial.

Al contrario de lo que muchos piensan otros, no creo que a Messi le haga falta un Mundial para decir que es el mejor jugador del mundo.

Es un privilegio haber compartido vestuario con Maradona como jugador y con Messi como entrenador. Jugadores a los que un técnico no tiene que decirles nada. Basta con indicarles su ubicación dentro del campo. Luego sabes que ellos deciden”.

– Sergio “Checho” Batista trabajó con Messi mientras era entrenador de Argentina de 2010 a 2011

Getty Images

“Para frenar al mejor jugador de la historia, la verdad, muchas cosas no se pueden hacer. Mantuve el mismo discurso que había tenido con los jugadores del Valencia cuando me enfrenté a él en varias ocasiones en España.

‘Tienes que hacer lo que habitualmente haces en tus funciones, pero además controlar a Messi’. El lateral derecho tiene que proyectarse y marcar al extremo izquierdo del equipo rival, y además preocuparse por Messi. El centrodelantero tiene que tratar de estirar el equipo hacia adelante, meter goles y además preocuparse por Messi…

Fue la única información que le di a todos los jugadores de campo. Su función contra un equipo normal, pero además incorporar a Messi, porque desde cualquier lado y desde cualquier situación puede generarte una situación de gol”.

-Juan Antonio Pizzi, era seleccionador de Chile cuando derrotó a Argentina en la final de la Copa América 2016.

“Cuando era seleccionador de Portugal y la selección de Brasil tenía que votar por el Mejor Jugador del Mundo. Voté por Luis Figo. Y luego cuando era de Brasil voté por Cristiano Ronaldo porque lo conocía bien.

Pero si tuviera que escoger, elegiría también a Messi. Porque es un genio. Un genio total.

Es realmente hermoso verlo jugar y ver lo que hace”.

-Felipe Scolari, seleccionador de Portugal, 2003/08, y Brasil, 2001/02

Getty Images

“El fútbol acepta todas las opiniones, es lo que lo hace tan popular. Eso y que tiene mucho que ver con el azar. Entonces, cuando hay un tipo que rompe el azar, pasa lo que sucede con Lionel Messi, que cuando juega todos creemos que el Barcelona va a ganar.

Ha logrado que se agoten los elogios; en 15 años ha hecho exactamente lo que tenía que hacer.

Nadie se pregunta y nadie es capaz de poner sobre la mesa que todos los años juega entre 60 y 70 partidos. Él sabe que los va a jugar y es el mejor en el noventa y tanto por ciento de las veces. Entonces no hay más análisis. Todos los que hemos jugado a un cierto nivel nos alejamos de esa discusión de cuántos metros recorre por partido.

Estoy convencido de que el fútbol no es qué, sino cuándo. Los mejores futbolistas, más allá de que hacen todo bien, destacan porque saben cuándo hacer las cosas. Inevitablemente debo hablar de Messi. Probablemente él era más vistoso a los 22 años cuando gambeteaba hasta a su propia sombra. Ahora, esta versión actual lo convierte en el mejor de todos; hace todo lo que tiene que hacer, en el momento en el que lo tiene que hacer y cuando lo tiene que hacer”.

Pablo Aimar jugó junto a Messi con Argentina de 2005 a 2009

Getty Images

Lionel Messi

Carles Rexach

Messi, la mejor decisión de mi vida

Carles Rexach narra cómo fue la complicada historia del fichaje de Lionel Messi por el Barcelona y todo lo que tuvo que hacer para conseguirlo. Un chico de 13 años del que no tuvo dudas que iba a convertirse en uno de los mejores jugadores de la historia.

José Mourinho

En exclusiva para The Coaches' Voice el entrenador portugués José Mourinho analiza tácticamente el histórico triunfo (3-1) de su Inter frente al Barcelona de Guardiola en las semifinales de Champions League de la temporada 2009/2010.
Diego Pablo Simeone

Mi camino

Diego Pablo Simeone cuenta en esta serie en exclusiva con The Coaches' Voice sus comienzos en los banquillos y sus sensaciones como entrenador en el Atlético de Madrid.