Getty Images

La Liga, 7 de marzo 2021

Atlético de Madrid 1
  • Suárez (15)
Real Madrid 1
  • Benzema (88)

Un gol de Karim Benzema cerca del final del tiempo reglamentario llevó la igualada al marcador en el derbi entre Atlético de Madrid y Real Madrid. Un partido que se antojaba decisivo en la lucha por el título y que terminó con un resultado que deja todo igual entre los equipos de la capital de España: cinco puntos de ventaja para los rojiblancos sobre su vecino y con un partido menos. El más beneficiado del empate, de manera indirecta, fue el Barcelona, que se sitúa a tres puntos del liderato.

Luis Suárez, en una primera parte dominada por el Atlético de Madrid, abrió el marcador después de un rápido contragolpe por banda derecha conducida por Marcos Llorente. Gozaron de más ocasiones los rojiblancos para hacer un nuevo gol en el arranque de la segunda mitad; acciones salvadas por un acertado Thibaut Courtois. Esto le permitió a los de Zinedine Zidane reaccionar en el tramo final a través de los cambios, para encontrar el mencionado gol de Benzema.

Onces iniciales y formaciones

Disparos / A Puerta

Atlético de Madrid10 / 4
Real Madrid17 / 7

Posesión

Atlético de Madrid42%
Real Madrid58%

Pases / Completados

Atlético de Madrid445 / 377
Real Madrid652 / 579

Faltas / Amarilla / Roja

Atlético de Madrid17 / 5/ 0
Real Madrid9 / 2 / 0

 

El Atlético de Madrid formó de salida con el 3-5-2 en fase ofensiva (abajo) que acostumbra a utilizar Diego Pablo Simeone durante esta temporada. Yannick Carrasco y Kieran Trippier en los carriles; Mario Hermoso, Felipe y Stefan Savic como defensas centrales, con Marcos Llorente, Koke y Thomas Lemar salvaguardando la zona central del campo. Luis Suárez y Ángel Correa jugaron más adelantados compartiendo la punta del ataque rojiblanco.

El Real Madrid formó sobre un 4-3-3 (abajo), con Ferland Mendy y Lucas Vázquez en los laterales, con Nacho y Raphaël Varane en el centro de la zaga. Casemiro, Toni Kroos y Luka Modric en el mediocampo, con Marco Asensio en banda izquierda, Rodrygo en derecha y Benzema como única referencia en punta.

Superioridades por dentro:

Comenzó el Atlético monopolizando la posesión del balón, donde Koke se mostró muy participativo en las zonas interiores y Lemar con mucha libertad optando en su mayoría por la zona interior izquierda. Se asociaban ambos con facilidad moviendo de un lado a otro, acciones a las que se sumaban Carrasco y Correa (abajo), quienes también se metían por dentro encontrando las superioridades en el centro del campo, donde se movían con cierta facilidad en la fase de creación.

En fase defensiva, el Atlético modificó el sistema y, con el fin de conseguir igualar en número en las diferentes líneas, colocó un 4-5-1 (abajo) retrasando a Correa y dejando a Carrasco en la línea de medios. Estos dos futbolistas eran los encargados de realizar las ayudas defensivas a sus laterales cuando los laterales del Real Madrid se incorporaban al ataque, siendo Carrasco el que no dudaba en directamente incrustarse en la defensa para marcar a Vázquez.

En este repliegue, el equipo rojiblanco trataba de mantener la zona central muy poblada, dejando además poca distancia entre las tres líneas, lo que dificultaba la progresión del rival por dicho carril central.

Acción y reacción tras el 1-0:

Con el paso de los minutos, el Real Madrid fue igualando la posesión, con Kroos desplazándose a recibir a la izquierda de los centrales en la salida de balón y adelantando las líneas según avanzaba el equipo. Al mismo tiempo, la presión de los visitantes también fue adelantándose para trata de robar alto. Sin embargo, en esta situación Llorente aprovechó un espacio para romper de dentro hacia fuera y recibir el balón desde la defensa para correr con metros por delante. En último tercio de campo encontró un pase profundo hacia el desmarque de ruptura de Suárez a la espalda de Varane, finalizando con acierto el delantero uruguayo.

Tras el gol, el Real Madrid comenzó a encerrar al Atlético en su área, donde no se suele sentir incómodo el equipo de Simeone, y adelantó su defensa hasta situarse mucho en campo contrario. Una de las soluciones propuestas por Zidane ante ese férreo repliegue del Atlético fueron los cambios de orientación de Kroos y Modric hacia banda contraria (abajo), donde siempre aparecía un lateral o extremo en amplitud para recibir y buscar el centro al área o dar continuidad a la jugada.

Benzema colaboraba en zona central para encontrar espacios libres donde los rojiblancos acumulaban la densidad defensiva. Para ello, buscaba recibir, obligando a los centrales a tomar una decisión: salir con él o mantener su posición (abajo).

En fase defensiva, el Real Madrid mostró un habitual 4-1-4-1 (abajo) donde Casemiro actuaba por delante de la defensa y Benzema quedaba solo en la primera línea de presión, incorporando a los dos extremos en la línea de los interiores.

Ocasiones del Atlético:

La segunda parte comenzó con cambió de guion, pasando el equipo de Zidane a dominar la posesión del balón en el campo del Atlético. Una circulación de balón donde el objetivo pasaba por tratar de acercarse más por dentro para acabar abriendo por fuera, tras haber achicado en zona central. Un desarrollo que no se tradujo en ocasiones de gol. Todo lo contrario a lo ocurrido con el Atlético, que gozó de dos claras ocasiones a través de juego directo y otra de contragolpe. Ambas con las acertadas intervenciones de Courtois.

Mientras tanto, el Real Madrid seguía acumulando centros laterales, pero no es un equipo con delanteros dominadores del espacio aéreo del área rival, y, en contrapartida, el Atlético se defendió muy bien montando su línea defensiva en área pequeña donde conseguían repeler los centros, con orientaciones corporales correctas y buenos marcajes (abajo).

Cambios en ambos equipos:

El encuentro entró en una fase donde ambos entrenadores movieron al equipo. El primero en hacerlo fue Simeone, quien retiró a Lemar para introducir a Saúl. Un cambio que no modificó el sistema, aunque sí que aportaba solidez al centro del campo. Llorente, por su parte, seguía siendo el jugador con más presencia ofensiva en mediocampo a través de sus galopadas con el balón y carreras a los espacios, obligando al Real Madrid a correr hacia atrás.

Zidane respondió aportando profundidad en banda y alguien capaz de desequilibrar en el uno contra uno, a través de Vinícius. También entró Fede Valverde que, situado en banda, buscaba también brindar profundidad y ayudar al centro del campo, donde el Real Madrid estaba perdiendo la batalla. Buscó más soluciones el entrenador del Real Madrid y para ello Mendy se incorporaba al centro del campo para intentar batir líneas, dejando el carril a Vinícius. El jugador brasileño se convirtió en objetivo de los pases tanto de Kroos como de Modric, pero el Atlético seguía negándoles la progresión por dentro.

Un destello de Benzema:

El Atlético trató de dominar el partido en la recta final bajando el ritmo de juego y provocando acciones a balón parado que les permitieran respirar y acabar el partido sin sufrir. Pero en una pérdida en el centro del campo, Vinícius se incorporó al ataque tras una pared con Kroos y asistió a Benzema, quien no acertó ante Oblak en una doble ocasión.

Con el Atlético ya replegado, y cuando menos lo esperaba el equipo rojiblanco, Benzema consiguió encontrar el hueco para, por primera vez en el partido, lograr entrar por el centro. Un espacio donde se asoció con Casemiro a través de un gran gesto técnico para finalizar dentro del área. Todavía quedó tiempo para un intento de falta directa con el exterior de Modric que se marchó desviado.

“El equipo fue valiente, en el primer tiempo dominó casi todo el partido y en el segundo tiempo, hasta los primeros 30 minutos. Tuvieron una ocasión buena que Oblak tapó y después hicieron el empate”, analizó Simeone. “Los goles marcan los resultados y ante eso no podemos hacer nada. Estoy contento con el trabajo del equipo, muy bien jugado, llevado a donde queríamos casi siempre, pero no va a ser fácil y nunca lo pensamos”, añadió el entrenador rojiblanco sobre el camino al título de Liga.

“La primera parte ha sido de ellos y la segunda nuestra. Al final, lo bueno y lo más importante es hacer la segunda parte que hemos hecho”, destacó Zidane, quien también hizo mención al posible penalti en el área del Atlético: “Nosotros no podemos entrar en eso. Es responsabilidad del árbitro. Los jugadores decían que era mano, pero el árbitro ha dicho que no. Nuestro objetivo es seguir. Queda mucha Liga y muchos puntos en juego, vamos a pelear hasta el final. Las cosas siempre se pueden cambiar”, añadió sobre su situación en la tabla.

Análisis: Las variables tácticas de Simeone

Diego Pablo Simeone llegó al Atlético de Madrid a finales de 2011 para construir desde entonces un equipo altamente competitivo. Nuestros entrenadores analizan su planteamiento, con una gran variante en la temporada 2020/21 en fase defensiva.

Análisis: Las variables tácticas de Zidane en el Real Madrid

Tres títulos de Champions League de manera consecutiva se destacan en el trabajo de Zinedine Zidane como entrenador del Real Madrid. En esta segunda etapa, el técnico francés busca la reconstrucción y evolución en el juego del equipo.

Análisis táctico: Real Madrid 1 Atlético de Madrid 0

Karim Benzema, después de una gran maniobra de Vinícius y asistencia de Ferland Mendy por banda izquierda, decidió a favor del Real Madrid el derbi contra el Atlético. Nuestros expertos analizan las propuestas de Zinedine Zidane y Diego Pablo Simeone.