Getty Images

Liga de Naciones UEFA Grupo 4, 17 de noviembre de 2020

España 6
  • Morata (17)
  • Ferran Torres (33, 55, 71)
  • Rodri (38)
  • Oyazarbazal (89)
Alemania 0

España estará presente en la Final-Four de la Liga de Naciones después de golear ampliamente a Alemania. Ferran Torres hizo tres de los seis goles del equipo de Luis Enrique, sumándose también en la faceta goleadora Álvaro Morata, Mykel Oyarzabal y Rodri.

Un resultado que deja datos históricos en ambos seleccionados, aunque bajo un prisma muy diferente. Para España significa la mayor goleada que ha endosado a un campeón del Mundo, después del 6-1 a Argentina en el amistoso de 2018 previo al Mundial, disputado en el Wanda Metropolitano. En partido oficial, fue el 4-0 a Italia en la final de la Eurocopa de Polonia y Ucrania.

Para Alemania, por contra, es la mayor derrota sufrida en partido oficial. La última vez que el seleccionado alemán había encajado seis goles fue en 1934, aunque fue en un amistoso contra Austria.

Disparos / A Puerta

España20 / 10
Alemania2 / 0

Posesión

España70%
Alemania30%

Pases / Completados

España834 / 781
Alemania366 /315

Faltas / Amarilla / Roja

España6 / 0 / 0
Alemania12 / 2 / 0

 

España se situó en un 4-3-3 de inicio con Ferran Torres en banda derecha, Álvaro Morata en punta y Dani Olmo en izquierda, con Sergio Canales y Koke ocupando la posición de interiores por delante de Rodri, jugador organizador en el medio del campo.

También se desarrolló la selección de Alemania sobre un 4-3-3 (abajo) en fase ofensiva, con Toni Kroos y Leon Goretzka por delante de Ilkay Gündogan en el medio del campo. En la línea ofensiva, Joachim Löw ofreció una variante situando a Timo Werner, delantero centro, por banda izquierda, con Leroy Sané en la derecha y Serge Gnabry como “9”. 

Ahogar a Alemania:

Empezó España realizando una presión alta (abajo) con el objetivo de ahogar a la selección alemana en fase de inicio, situando a la defensa –formada por José Luis Gayà, Sergio Ramos, Pau Torres y Sergi Roberto- muy adelantada para reducir espacios y robar en campo contrario. En dicha presión, Torres y Morata se emparejaban con los centrales alemanes, Sergi Roberto corregía los espacios cedidos por Torres emparejándose con Max y el resto de jugadores en marcaje individual sobre sus pares.

Löw estableció a su equipo en fase defensiva sobre un 4-1-4-1 posicionando a Gündogan entre las dos líneas de cuatro. Alemania decidió esperar con repliegue a puntos de partida y cerrar pases interiores para robar y salir con velocidad al contraataque (abajo),  acciones donde atacaba los espacios que la línea defensiva española dejaba a su espalda, situación que los de Luis Enrique corrigieron con repliegues colectivos rápidos. 

Rodri, eje del juego:

En fase ofensiva, la selección española trató siempre de establecerse en campo rival con balón y desde ahí circular con gran velocidad. Rodri tuvo un papel destacado en estas situaciones, siendo el jugador por el que pasaban todos los balones para imprimir el ritmo alto que requería el juego de España. 

De ese modo, cada vez que el equipo de Luis Enrique encontraba el pasillo interior y jugaba con Rodri, la jugada se aceleraba. Para llegar hasta el jugador del City o Fabián Ruiz (que salió en los primeros minutos del partido en sustitución del lesionado Canales), los centrales de España tuvieron que buscar la profundidad hasta jugar con un tercer hombre, que solía ser Koke, quien venía a recibir desde posiciones alejadas para jugar de cara con su compañero y facilitar la circulación (abajo).

No obstante, y a pesar de dominar la posesión, España se adelantó en el marcador en una acción a balón parado. Fabián envió un córner que encontró libre de marca a Morata en el segundo palo. Con el marcador favorable a España, cambiaba el guión del partido, ya que Alemania necesitaba al menos empatar para conseguir su objetivo de clasificarse para la fase final de la Liga de Naciones.

Pero con tanto tiempo por delante, Löw decidió no cambiar ni un ápice su plan de partido. Alguna vez el equipo alemán optó por salir a presionar alto cuando España jugaba muy cerca de su portería, pero los anfitriones los castigaban con salidas fáciles y encontrando los espacios por las bandas con la velocidad de Torres generando ocasiones de gol.

España incidió sobre todo por banda derecha durante toda la primera parte, aunque fue casualmente la primera vez que Gayà se asomaba en posiciones ofensivas por izquierda cuando llegó el segundo gol. El jugador del Valencia centró al área para el remate de cabeza al larguero de Dani Olmo. En el rechace, Ferran tuvo tiempo para acomodar su cuerpo para un remate de volea a la red. El tercer gol de España llegó en un nuevo saque de esquina, otra vez con Fabián como ejecutor y Rodri como autor del gol después de liberarse de la marca de Gündogan.

Unai Simón, aunque tuvo poco trabajo bajo palos, comprendió lo que se requería de él en fase ofensiva del juego de España, aportando superioridades mediante el juego con los pies. Simón fijaba a los delanteros germanos, atrayendo su presión, para liberar a compañeros y poder jugar con ellos.

Cambio de sistema:

En el descanso, Alemania introdujo a Jonathan Tha por Niklas Süle. Un cambio con el que varió a un 3-5-2 (abajo) con la intención, aun consciente de los riesgos en defensa, de lograr tener mayor presencia ofensiva.

Löw dejó a Leroy Sané en el carril derecho, Ginter, Max y Tah como centrales y Gnabry volvió a su más acostumbrado perfil izquierdo. Asimismo, empujó a Werner a la punta de ataque junto a Goretzka, buscando generar duelos ganadores en caso de tener que jugar directo.

Alemania utilizó una variante ocasionalmente en la que Sané se metía en posiciones interiores, con Gündogan o Robien Koch situándose entre los centrales y Ginter o Max saliendo a los carriles exteriores, respectivamente. Una situación que generaba que muchas veces Tah quedará como único defensa, sobre todo en transiciones.

Atacar la espalda:

Con esta disposición, Alemania dio dos pasos adelante a nivel posicional, pero no tardó España en encontrar los espacios que estaba exponiendo su rival. En una transición rápida (abajo), el equipo de Luis Enrique encontró la espalda, primero de Ginter y después de Tah, para dejar a Gayà con espacios en camino a la portería. El jugador del Valencia llegó a los últimos metros para asistir a Torres en boca de gol.

Siguió aprovechando España la defensa adelantada de Alemania, acciones desde las que llegaron los siguientes goles. En el quinto tanto, Koch salió a buscar a Dani Olmo, quien dejó pasar el balón para dar lugar a una combinación ofensiva del equipo de Luis Enrique que acabó con un nuevo gol de Ferran.

De este modo, la defensa de tres de Alemania planteada por Löw no fue capaz de defender su espalda, dejando demasiada distancia entre sus jugadores (arriba). Gayà, ya en los últimos minutos, siguió explotando esta debilidad de su rival para internarse por perfil izquierdo libre de un oponente y asistir a Mikel Oyarbazal en el definitivo 6-0.

“He sentido lo mismo que supongo habrán sentido los aficionados. Alegría y felicidad”, celebró Luis Enrique. “Estuvimos precisos en la elaboración y jugamos uno de los partidos más completos que viene en el mejor momento”, explicó el seleccionador de España, quien añadió que “también viene bien disfrutar de la primera clasificación para la Final-Four de la Liga de Naciones. Será bonito”.

“No hemos ganado un solo duelo individual, no hemos estado organizados. Mal en todo desde el inicio. Ahora solo queda esperar a marzo para mejorar todo lo que hicimos mal”, señaló Löw. “Confío en estos jugadores porque hemos hecho grandes partidos. No me preocupa mi puesto de trabajo”, finalizó el seleccionador alemán.

Análisis: Las variables tácticas de Luis Enrique

Luis Enrique mantiene en la selección de España los principales aspectos desarrollados en el Barcelona, aunque con matices diferentes en relación a los jugadores. Nuestros entrenadores profesionales analizan las variantes del entrenador español.

La Liga: El informe de Ferran Torres

Velocidad, desborde y calidad en los metros finales para decidir. Ferran Torres, a pesar de tener apenas 20 años, se ha convertido en un jugador destacado en el Valencia. Son varios los equipos en Europa atentos a su futuro.

Bundesliga: El informe de Dani Olmo

El RB Leipzig dio un gran paso con la contratación de Dani Olmo procedente del Dinamo Zagreb. Nuestros entrenadores profesionales analizan el juego del futbolista español.