Getty Images

Ronald Araújo

Barcelona, 2020-Presente

El Perfil:

A sus 21 años, Ronald Araújo ya consiguió atraer la atención de la élite del fútbol europeo, haciéndose con un puesto en un club como el Barcelona. Al igual que también lo ha logrado en la zaga de la selección uruguaya, donde ha compartido la defensa central junto a Diego Godín.

Debutó en la segunda división de Uruguay en el Club Atlético Rentistas como profesional en la temporada 2016, y solo un año después fue traspasado al Club Atlético Boston River para jugar en la primera división. 27 partidos le bastaron para firmar por el Barcelona B, jugando 44 encuentros en dos temporadas y anotando 6 goles. En esa segunda campaña en el filial jugó también varios partidos con el primer equipo, especialmente para dar descanso a la pareja de centrales titular: Gerard Piqué y Clément Lenglet.

Desde la temporada 2020/21, con la llegada de Ronald Koeman, forma parte del primer equipo, ganando peso en la plantilla con el paso de los partidos, y más desde la lesión de Piqué para actuar como central derecho. “Está demostrando ser un chico valiente, sabe que tiene que mejorar. Físicamente es muy fuerte y tiene un gran futuro por delante. Ojalá siga muchos años con el ‘4’”, ha señalado Koeman, alabando su nivel como central y haciendo referencia al dorsal que el entrenador azulgrana lució en su época de jugador.

Análisis táctico:

No es un central que se caracterice por la capacidad de filtrar balones hacia los medios centros en la salida de balón, aunque eso no quiere decir que no pueda hacerlo, ya que lo ha desarrollado ocasionalmente en situaciones extremas. Sin embargo, sí que tiene la capacidad de realizar circulaciones de lado a lado con soltura y marcando los tiempos correctamente. Asimismo, se siente cómodo con el pase por fuera en ventaja para el lateral,  ya sea con Sergiño Dest o Sergi Roberto.

Durante estas circulaciones, obviando la salida por fuera a su lateral con ventaja, trata de contactar con el central izquierdo para que éste sea el encargado de filtrar ese balón con la línea de medios o bien con un mediocentro que venga a situarse de tercer central, una situación que suele producirse bastante a menudo en el Barcelona de Koeman.

A pesar de que no lo ha desarrollado mucho todavía en el Barcelona, cuenta también con un buen desplazamiento en largo, muy potente y capaz de atacar las espaldas de las defensas rivales ante un desmarque de ruptura o bien para realizar cambios de orientación diagonales de más de 60 metros (abajo).

Cuando su equipo se encuentra en fase de finalización, tanto en la selección de Uruguay como en el Barcelona, Araújo abandona su papel ofensivo para ejercer una férrea marca con vigilancia ofensiva sobre el delantero (abajo), en situación de prevención de una posible pérdida de balón por parte de sus compañeros. Esto le permite estar cerca del rival y no ser sorprendido por el delantero más determinante en un hipotético contraataque.

A nivel ofensivo, es en la estrategia la faceta donde más destaca. La aparición en el equipo de un futbolista de sus características ha dotado al Barcelona de un registro en la táctica fija que el equipo no dominaba: los centros directos al área rival buscando un duelo ganador. Mientras, en las acciones defensivas a balón parado es el encargado de tomar la primera marca, generalmente haciéndolo con sobradas garantías, ya que aquí, al igual que en centros laterales, es bastante pegajoso y es capaz de sortear bloqueos para no perder la marca.

Sus condiciones físicas son su seña de identidad. 1,88 metros y con una envergadura imponente que recuerda a Virgil van Dijk, capaz de abarcar mucho campo con sus poderosas piernas y con una velocidad impropia de alguien de su tamaño. Estas condiciones le ayudan con sus capacidades en fase defensiva.

Rol en el Barcelona:

La posición de defensa central en el Barcelona siempre ha requerido unas características muy específicas, sobre todo en la gestión del juego de posesión. Araújo, sin embargo, ha sido capaz de hacerlo siendo un central totalmente distinto a lo que suele demandar el club azulgrana para esta posición.

Y es diferente, en gran parte, por su capacidad para defender lejos de su área cuando su equipo ataca. En estas acciones suele quedarse de último hombre para, gracias a su velocidad y capacidad de anticipación e interpretación de los movimientos del delantero rival, ser capaz de ganar el duelo en velocidad a la mayoría de sus oponentes.

Se siente cómodo lejos del área, donde también tiene capacidad para anticiparse a los pases cortos y anular los desmarques de ruptura rivales. Por otro lado, no tiene problemas en ir al suelo (abajo), ya que es un gran dominador del tackling.

Tiene un alto rendimiento en la defensa de los balones frontales y los gana con una superioridad notable en casi todas las ocasiones, así como también lo hace en los centros laterales. Son situaciones donde gestiona con acierto la marca rival sin perder de vista el balón.

Araújo es un jugador contundente, que no solo gana los balones aéreos y los duelos individuales, sino que dirige el balón con fuerza cuando es necesario. Así, puede realizar despejes de cabeza que meten el balón otra vez en zona peligrosa para el rival o bien dirigiéndolo hacia el compañero libre de marca. Sabe bien que en un equipo como el Barcelona es muy importante no solo abortar la acción de ataque rival. También se trata de conseguir la posesión del balón para iniciar la acción ofensiva.

En los duelos individuales, para robar el balón en situaciones de uno contra uno, goza de gran capacidad de reacción para, en la arrancada, utilizar su cuerpo y sus brazos de gran tamaño e interponerse entre el rival y el balón, ganando la posesión (abajo). Su orientación corporal es buena ante ese tipo de situaciones, lo que le permite elegir el lado por el que es menos vulnerable y preparar el duelo.

Precisamente destaca por su capacidad – tras robar un balón en la entrada o la interceptación – de ser un jugador de rápida reacción para realizar un pase de seguridad que permita al equipo ordenarse con balón, y para ello cuenta con los compañeros adecuados cerca como Marc-André Ter Stegen, Lenglet, Frenkie De Jong o Sergio Busquets.

Es difícil ver a un jugador tan joven ser dominante en la posición de defensa central, pero su gran velocidad y capacidad de interpretación, conocimiento táctico del juego y su poderoso juego aéreo, junto a su gran envergadura, son garantía de éxito para su desarrollo en el Barcelona y la selección de Uruguay.

Ronald Araújo

La Liga: El informe de Guido Rodríguez

Nuestros entrenadores analizan a Guido Rodríguez, firmado por el Real Betis para La Liga en el pasado mercado invernal. El centrocampista aspira a estar presente con Argentina en la Copa América 2020.

La Liga: El informe de Lucas Ocampos

Lucas Ocampos se ha convertido en uno de los jugadores más destacados del Sevilla de Julen Lopetegui, campeón de la Europa League 2019/20, actuación que le ha llevado a ser convocado con la selección argentina.

La Liga: El Informe de Lucas Torreira

Después de no lograr tener el protagonismo deseado en el Arsenal, Lucas Torreira ha llegado cedido al Atlético de Madrid. Nuestros entrenadores profesionales destacan los principales detalles sobre su juego.