Getty Images

Kylian Mbappé

PSG, 2017-Presente

El Perfil:

Con apenas 21 años, Kylian Mbappé ya se ha establecido como uno de los mejores delanteros del planeta. Se convirtió en el jugador más joven en debutar con el Mónaco, y poco después en el goleador más joven del club, en la temporada 2015/16. Luego de su traspaso millonario al París Saint-Germain (120 millones de euros), Mbappé ha ganado cuatro títulos de la Ligue 1 (después de la conclusión anticipada de la temporada 2019/20), dos Copas de Francia y la Copa del Mundo en 2018, todo en apenas cuatro temporadas completas como profesional. Pocos jugadores llegan a completar un palmarés tan brillante en toda su carrera, como el que ya tiene el internacional francés a tan temprana edad. Mbappé no es una superestrella en ciernes; ya está en lo más alto del juego.

Análisis táctico:

Mbappé es un delantero temible por su velocidad y su letal finalización, una combinación que seguirá siendo, independientemente de cómo evolucione el fútbol, de enorme valor. Esos aspectos innatos de su juego fueron la razón por la que se abrió camino en el Mónaco con sólo 16 años, rompiendo de paso el récord de Thierry Henry como el jugador más joven en la historia del club.

Sin embargo, las comparaciones con Henry no terminan aquí. En su primera temporada completa a nivel profesional, Mbappé marcó muchos de sus goles atacando el balón en pases a la espalda de la defensa rival. Aunque jugó principalmente como delantero centro, su inclinación – al igual que la de Henry – fue la de retirarse a la izquierda, cortar hacia dentro y disparar con el pie derecho (abajo).

Aunque eso nunca ha sido la medida de todo su talento, sí da una noción del tipo de jugador que es. Le gusta situarse cerca del último defensor para ser una constante preocupación en caso de situarse por detrás de él.  No es de sorprender que, como resultado, estuviera entre los tres jugadores que más veces quedaron en fuera de juego por partido en la temporada 2019/20 de la Ligue 1.

A los defensores les aterroriza subir demasiado alto, porque no hay ningún jugador capaz de atraparlo en una carrera hacia la portería. Además, ahora es uno de los delanteros que muestra más serenidad a la hora de definir, con una gran variedad de opciones cuando se enfrenta en el mano a mano ante el portero. Si está bajo la presión de un defensa, Mbappé alarga su zancada antes de ejecutar su remate, lo que le da más tiempo para evaluar la posición del portero. Cuando tiene más tiempo, acortará su zancada para que su disparo sea más rápido y, por lo tanto, más difícil de bloquear por el portero. También tiene la habilidad de amagar con el disparo y regatear al portero, en rasgos muy similares a Ronaldo Nazário en este tipo de situaciones.

Getty Images.

Por otro lado, Mbappé es también un regateador tan hábil que es arriesgado dejarle espacio para recibir el balón a los pies y girar. Hay pocos jugadores en el mundo del fútbol más temibles en una situación de uno contra uno. Si tiene espacio para correr, echará mano de su velocidad, pero cuando tiene menos tiempo puede cambiar de dirección rápidamente. En la Ligue 1, en la temporada 2019/20, sólo dos jugadores lograron un promedio de regates más efectivos por partido que Mbappé: su compañero de equipo Neymar y Mounir Chouiar (Dijon), y entre ambos sumaron menos de los 18 goles anotados por Mbappé. El joven de 21 años es mucho más que un simple rematador.

Rol en el París Saint-Germain:

Mbappé tiende a jugar como segundo delantero en cualquier formación a la que opte el director técnico del PSG Thomas Tuchel. Generalmente cambia entre una formación 4-2-2-2, con Mbappé al frente junto a Mauro Icardi, y una formación 4-3-3 en la que Mbappé suele jugar por el centro, aunque también ha empezado a jugar por la izquierda. Se siente más cómodo en el perfil izquierdo del ataque hasta el punto de que, incluso cuando juega como delantero central, tiende a desplazarse hacia ese flanco en busca de espacio.

Mbappé no sólo es rápido en las ejecuciones con balón, sino que también muestra más velocidad de pensamiento que la mayoría de los defensores. Detecta las oportunidades antes de que sus oponentes perciban el peligro, y golpea antes de que tengan la oportunidad de reaccionar.

Su gol contra el Manchester United en Old Trafford en los octavos de final de la Champions League en febrero de 2019 (arriba) es un ejemplo de este aspecto. Tan pronto como Juan Bernat abre a banda para habilitar a Ángel Di María en la izquierda, Mbappé ve su oportunidad y se pone en marcha. En un abrir y cerrar de ojos, supera a los centrales del Manchester United Eric Bailly y Victor Lindelöf y llega al área para rematar el centro del argentino.

A medida que los equipos han ido conociendo sus habilidades e intentan controlar su velocidad, Mbappé también ha tenido que añadir la astucia a su repertorio. Aceleraciones bruscas y cambios de dirección ahora juegan una parte crucial en hacer que sea tan letal en el área. Ha construido un brillante entendimiento con los principales creadores del PSG, Neymar y Di María, y ahora sabe con precisión en qué momento hacer su movimiento cuando tienen el balón. Tanto Neymar como Di María marcaron seis goles en asociación con Mbappé en la 2019/20 en la Ligue 1, el doble que cualquier otra combinación de asistencias de gol.

En la visita al Lyon en la semifinal de la Copa de Francia a principios de marzo, el PSG ganó 5-1. Mbappé ya había anotado al primer toque desde un córner, añadiendo un segundo tanto tras vencer a un defensor antes de finalizar. Completó el “hat-trick” con un simple remate tras una devastadora acción en el área del Lyon.

En el momento en que Marco Verratti envió hacia Neymar en la izquierda, Mbappé, todavía situado al otro lado de la jugada, se puso en marcha (arriba). Se colocó a la altura del lateral izquierdo Rafael y se metió en el espacio dentro del área para finalizar el pase de Neymar.

Ese cambio de dirección a la espalda – y fuera de la línea de visión – de un defensor, es típico de Mbappé. La velocidad, la inteligencia y la facilidad de remate final se combinan para hacer resaltar que el joven delantero francés es, con solo 21 años, ya un verdadero futbolista de talla mundial y en la agenda de los grandes equipos europeos, especialmente el Real Madrid, club que estuvo muy cerca de su fichaje cuando todavía era jugador del Mónaco.

Kylian Mbappé

La Liga: El informe de Fede Valverde

Fede Valverde se ha convertido en pieza fundamental para Zinedine Zidane en el Real Madrid. El jugador uruguayo destaca por su polivalencia para desarrollar diferentes funciones en mediocampo.

LALIGA: El informe de Reinier Jesus

Comparado en su juego con Kaká o Ronaldo, Reinier Jesus llega al Real Madrid después de brillar en el Flamengo. Nuestros expertos analizan las cualidades de la joven estrella brasileña.

La Liga: La madurez de Martin Odegaard

Llegó con 16 años al Real Madrid después de batir todos los records en Noruega. Pero tuvo pocos minutos en el equipo blanco, relanzado su juego en Holanda. Nuestros expertos analizan a Martin Odegaard, la gran revelación de LaLiga y la Real Sociedad.