Getty Images

Pedri

Barcelona, 2020-Presente

El Perfil:

Con solo 18 años, Pedro González, Pedri, se ha convertido en una pieza fundamental en el mediocampo del Barcelona, donde hasta hace no mucho brillaba Andrés Iniesta, jugador con el que se le ha comparado. Llegó a la prolífica cantera de la Unión Deportiva Las Palmas en 2018 para solo un año después, con 16 años, tener ya una ficha profesional, debutando con el primer equipo en Segunda División, y jugando 37 partidos entre Liga y Copa del Rey anotando un total de cuatro goles.

Una temporada como profesional fue suficiente para que el Barcelona lo fichara y Ronald Koeman, quien no lo conocía a su llegada al Camp Nou, lo situara como habitual en el once inicial. “Tiene varias posiciones en las que jugar y en función del rival y la táctica puede aportar muchas cosas porque, sobre todo, es un jugador listo y por eso no tiene problemas para jugar en otras posiciones”, ha destacado el entrenador holandés.

Análisis táctico:

Pedri encaja por completo en el perfil de centrocampista del Barcelona, mostrando capacidad para interpretar diferentes posiciones, disfrutando al recibir con espacios (abajo) y dueño de un fútbol inteligente y calidad técnica. Destaca su velocidad gestual y capacidad para realizar movimientos de una manera rápida, lo que le sirve para ser prácticamente indefendible cuando quiere realizar contactos rápidos con el balón. En su caso, esto lo utiliza para proteger la posesión del balón, escondiéndola de las piernas del defensor rival.

Sin ser un jugador excesivamente rápido en cuanto a desplazamiento se refiere, también es capaz de llevar el balón en sus pies con velocidad a grandes zancadas, con gran precisión y escapando de rivales que puedan perseguirlo.

A pesar de contar con una buena habilidad para proteger la posesión y sortear rivales, su mayor arma en el uno contra uno son sus poderosos cambios de ritmo, que le permiten dejar atrás al contrincante con facilidad y superar líneas de presión. No obstante, también en ocasiones ha mostrado su capacidad para regatear, tanto en su paso por Las Palmas como en el Barcelona.

En la faceta asociativa, Pedri es de esos jugadores que acarician el balón con el empeine interior consiguiendo una marcada rosca, lo que le da una curva al balón que permite sortear al rival para encontrar su objetivo en el pase. Generalmente preciso y suave, llegando el balón al compañero con la velocidad y orientación favorable para ser jugado en ventaja.

Es raro verlo ejecutar un pase largo con golpeo plano -en el que el balón no va rotando en el aire-, aunque sí lo hace con el tiro a puerta, donde utiliza este registro con ambas piernas. En su faceta goleadora, ataca el área por el lado contrario a la acción ofensiva para finalizar con un disparo seco de interior abajo apuntando a uno de los lados de la portería, una finalización donde siempre busca la precisión antes que la potencia.

En la parcela táctica, es un jugador al que le gusta moverse en el espacio. Encuentra bien los espacios entre las líneas rivales y recibe en estas zonas con facilidad, comprende el juego y sabe cuándo cambiar el ritmo para atacar la portería rival imprimiendo velocidad. Esto lo hace a través de una conducción hacia la portería contraria o con un pase profundo para un compañero, siendo habitual su pase filtrado entre central y lateral (arriba), con una gran precisión capaz de romper las más férreas defensas atacando sus espaldas.

Por otro lado, es capaz de recibir con la orientación corporal correcta cuando el balón procede del lateral en pase horizontal o cuando se descuelga de manera diagonal con la suficiente orientación para recibir ya girado. Es en este momento cuando Pedri le da velocidad al juego y es determinante. Sin embargo, sufre más cuando el balón es vertical, donde todavía no es capaz de identificar la manera y el momento de orientar su cuerpo para recibir ya perfilado para superar las líneas de presión y atacar defensas rivales. Un aspecto que debe corregir para que su incidencia en el juego sea más agresiva y profunda, como también más acorde al modelo de juego que gusta en el Barcelona.

Rol en el Barcelona:

Koeman lo utiliza en varias posiciones, aunque la más habitual es en la posición de interior en el 4-3-3 o en mediapunta en el 4-2-3-1, donde realiza constantemente rotaciones de posiciones con Leo Messi (abajo) y Antoine Griezmann. Un desarrollo que pretende que los defensas rivales no tengan una referencia fija, y así poder aparecer sin ser detectado por cualquier posición del frente del ataque, normalmente dejando a Ousmane Dembélé en banda derecha cuando el francés es de la partida.

Puede jugar por fuera, con tendencia a terminar ocupando su zona interior habitual y generar superioridades en la zona interior del bloque rival. En su posición más habitual, interior en el perfil izquierdo, es donde se siente más cómodo, donde mayor influencia tiene y donde más desequilibrante puede llegar a ser, encontrando los espacios y explotándolos.

Es una garantía de éxito con su verticalidad, visión de juego y calidad, además de que su toma de decisiones suele ser acertada. Es un jugador que imprime velocidad al juego por lo que, si no hay espacios que explotar, es capaz de identificar la superioridad en lado contrario y, desde ahí, hacer llegar el balón hacia sus compañeros mejor colocados para que ellos puedan aprovecharlo, obligando al equipo rival a bascular en conjunto y reordenarse de nuevo.

También ha jugado en algunos momentos junto a Frenkie de Jong en el doble pivote, especialmente en partidos donde el Barcelona ha necesitado arriesgar más en el plano ofensivo. Un rol que le demanda cualidades bastantes distintas a las suyas, con más de fase de inicio que de creación o finalización.

Si bien puede sufrir en las tareas defensivas de jugador más posicional al actuar en el doble pivote, le da un extra de velocidad al equipo a la hora de circular de lado a lado, al igual que frescura para trasladar la posesión a los jugadores de arriba con balones filtrados precisos, encontrando al hombre libre en el espacio. En esta situación, sale del bloque defensivo rival a recoger el balón de los centrales, y, desde ahí, cuenta con superioridad, espacios y tiempo para decidir y ejecutar, siendo un jugador altamente fiable que, aun asumiendo ciertos riesgos, raramente pierde un balón peligroso en esa zona.

Pero no solo es un jugador principalmente posicional, ya que puede ser letal en el contragolpe. Lanza la ofensiva con gran velocidad en el juego, ya sea con la conducción o imprimiendo el ritmo necesario con los pases profundos hacia los desmarques de ruptura de sus compañeros.

En fase defensiva, tiene un rol con diferentes situaciones que interpretar. En el caso de que el equipo pierda el balón en su zona, Pedri encimará a su hombre en ese primer impulso de presión tras pérdida (arriba), ya sea siendo poseedor del balón o posible apoyo, para impedir que el equipo rival pueda ordenarse en posesión e intentar robar en campo contrario en plena transición rival.

En situación de repliegue, generalmente sobre un 4-4-2, ocupa uno de los puestos de los mediocentros, protegiendo siempre zona central y realizando las pertinentes ayudas en banda, dejando normalmente a Griezmann y Messi más liberados de trabajo en punta.

Aunque cuenta con habilidades muy destacadas, y más para un chico tan joven, el trabajo de Koeman y de los entrenadores que pueda tener en un futuro, como también los entrenamientos y la competición a máximo nivel, serán claves en su desarrollo para alcanzar las grandes cotas que se esperan de él.

Pedri

La Liga: El informe de Ansu Fati

A pesar de su temprana edad, Ansu Fati es una de las grandes revelaciones del Barcelona y La Liga. En virtud de sus habilidades, está llamado por muchos a tomar el relevo de Leo Messi en el futuro.

La Liga: El informe de Fede Valverde

Fede Valverde se ha convertido en pieza fundamental para Zinedine Zidane en el Real Madrid. El jugador uruguayo destaca por su polivalencia para desarrollar diferentes funciones en mediocampo.

La Liga: El informe de Frenkie De Jong

El Barcelona se hizo con uno de los centrocampistas más prometedores ganando la batalla por su fichaje a Manchester City, PSG o Juventus. Nuestros entrenadores analizan a Frankie de Jong y su desarrollo en el Barça.