Getty Images

Iago Aspas

Celta de Vigo, 2015-Presente

El Perfil:

A sus 33 años, Iago Aspas sigue siendo el jugador referencial del Celta de Vigo. Un futbolista de talento destacado por todos los entrenadores que han trabajado con él, incluyendo a Diego Coudet, a quien apenas le bastaron unos pocos partidos para señalar que “es un futbolista extraordinario y no me sorprende, disfruto de tenerlo cerca. Es un jugador distinto, desequilibrante, y por suerte lo tenemos nosotros”.

Al margen de los objetivos colectivos e individuales con el Celta (es el máximo goleador en Primera División del Celta), aspira también a estar presente en la lista de convocados de la selección española para la Eurocopa del próximo verano. Aunque no ha entrado en las últimas listas, el seleccionador español está atento a sus actuaciones. “Lo miro siempre con mucho cariño porque aprecio mucho lo que hace”, ha señalado Luis Enrique.

Análisis táctico:

Aspas ha competido en dos de las grandes ligas del fútbol europeo, la Premier League y La Liga, en clubes como Liverpool, Sevilla y Celta de Vigo. Si bien su participación fuera de Vigo no fue todo lo exitosa que se esperaba, sí fueron experiencias que le permitieron evolucionar como futbolista hasta convertirse en lo que es a día de hoy, un jugador realmente diferencial.

En el Liverpool –13 partidos y un gol en la temporada 2013/14- pudo compartir también la experiencia de jugar al lado de futbolistas de la talla de Luis Suárez, Steven Gerrard, Raheem Sterling y Philippe Coutinho, entre otros. Desde el 4-2-3-1 propuesto por Brendan Rodgers, Aspas jugaba por detrás del delantero, principalmente Daniel Sturridge, con Philippe Coutinho y Jordan Henderson en los costados (abajo). Otra variante en la que intervenía en el Liverpool era en una estructura 4-4-2, jugando de delantero centro junto a Sturridge.

En el Sevilla, con Unai Emery de entrenador, solamente estuvo una temporada -2014/15-,  figurando de delantero centro, el jugador más avanzado, dentro de una estructura de juego 4-2-3-1. Por detrás de él contaba con una línea de tres jugadores avanzados como Denis Suárez, Aleix Vidal y José Antonio Reyes o Vitolo, teniendo como alternativa seguir también como referencia arriba en una organización 4-1-4-1.

Ha sido en el Celta donde ha expresado realmente todo el potencial que tiene. Es un futbolista que no destaca por sus cualidades físicas, a pesar de que las tiene, sino por sus cualidades técnicas, capacidad de asistir a sus compañeros y eficacia goleadora. No obstante, sus mayores atributos proceden de sus capacidades para entender el juego.

Cuenta con un marcado perfil ofensivo, pudiendo participar, como consecuencia de su buena lectura del juego y dependiendo de los compañeros que lo complementan, en posiciones muy variadas en ataque: delantero centro -como referencia o acompañado- o en posiciones más alejadas del área, ya sea jugando de extremo derecho principalmente o de segunda punta entre líneas por detrás del delantero referencia. Siempre lo más cerca posible de la portería contraria, donde los jugadores más diferenciales, como es su caso, pueden ser más eficientes.

En función de cuál sea su posición de partida, sus responsabilidades serán diferentes desde el punto de vista individual y, por supuesto, dentro del juego colectivo, porque a pesar de ser un jugador técnicamente muy bien dotado, su contribución es más reconocible desde lo colectivo.

Si juega de delantero referencia en una línea de tres atacantes bajo una estructura 4-3-3, se perciben comportamientos diferentes a los que realiza desde otras posiciones. Siendo el jugador más avanzado aporta profundidad con sus constantes desmarques de ruptura al espacio (abajo), lo que estira al equipo rival y habilita pases y recepciones a espalda de los centrales. A estos últimos los hace dudar si perseguir marcas individuales o mantenerse fijados por su presencia, generando así un flujo de juego a su espalda a la espera del timing correcto para amenazar el área.

Otro aspecto muy destacable de su juego es su eficiencia dentro del área, tanto grande como pequeña, por su intuición de los espacios útiles. Sabe anticiparse a las marcas individuales o espacios defendidos en zona, generalmente iniciando movimientos de zonas alejadas a espacios más próximos. Lo hace en dirección al primer palo -el más cercano a la zona de la que procede el centro lateral-, otorgándole una ventaja en espacio y tiempo en el momento de contactar con el balón.

Otra alternativa que tiene, derivada de sus cualidades, es la de jugar como segunda punta por detrás de otro delantero referencia, quizás siendo esta posición la más beneficiosa para él desde el rendimiento individual y para su equipo desde lo colectivo. En esta zona del campo tiene más libertad y puede participar más en el juego. Desde aquí, realiza movimientos a espaldas de los pivotes rivales, recibiendo entre centrales y mediocentros, para generar continuidades a través de la asociación con los jugadores cercanos utilizando sus altos estándares técnicos (abajo). Estos son el pase en corto, controles orientados y capacidad de girarse rápido con la intención de ir eliminando referencias defensivas de los rivales para llegar desde segunda línea a zonas de remate, ajustando el timing adecuado.

En circunstancias en las que el partido lo demanda y el contexto del juego lo exige, también puede participar desde posiciones más alejadas a portería rival. Esta pasa principalmente por jugar como extremo derecho, restándole posibilidades de ser clínico en zonas de más peligro y riesgo, pero habilitando otras opciones para su equipo como puede ser la posibilidad de trazar diagonales en conducción, buscando superar líneas de presión rivales mediante paredes con compañeros, para finalizar con su pierna más hábil que es la izquierda, al palo más alejado.

Por último, otro aspecto destacable de su juego, además de sus contribuciones en el juego activo, son las acciones a balón parado. Ejecuta tanto las faltas directas como los penaltis, convirtiéndose en un gran especialista con unos márgenes de acierto realmente elevados.

Rol en el Celta de Vigo:

Con independencia del entrenador que esté en el equipo, Aspas es una referencia ofensiva, y el jugador a partir del cual se organiza el resto de los jugadores. Con la llegada de Coudet, se ha impuesto la estructura de juego 4-1-3-2, disponiendo a Aspas como jugador más adelantado junto a otro delantero, generalmente con Santi Mina. La línea de tres centrocampistas avanzados, Denis Suárez, Brais Méndez y Nolito por detrás de los dos delanteros, le permite tener libertad de movimientos, pudiendo amenazar la profundidad (arriba) o asociarse en corto.

En las tareas defensivas, junto con su compañero atacante, suele desarrollar la primera línea de presión sobre la salida de balón rival, ya sea en la vigilancia sobre los centrales o desplazándose a banda para cerrar la continuidad de los laterales. Su ascendencia como capitán y líder del equipo, inspira los esfuerzos defensivos de sus compañeros, especialmente en los momentos más complicados.

Han sido sus brillantes actuaciones con el Celta lo que le han llevado a ser convocado en varias ocasiones para la selección española, donde se desarrolla con más variabilidad que en su club, ya que ha jugado como delantero referencia, segundo delantero o extremo posicional. Lo ha hecho con diferentes compañeros, Diego Costa, Rodrigo Moreno, Álvaro Morata, todos ellos complementarios; y ante rivales que tienen propuestas de juego muy demandantes, posicionados en bloques bajos, medios o altos.

Independientemente de los compañeros y los rivales, sus niveles de rendimiento en la Selección, al igual que en el Celta, han sido muy altos y positivos.

Iago Aspas

La Liga: El informe de Darwin Machís

Darwin Machís es protagonista de un Granada de Europa League y una selección de Venezuela que sueña con estar presente en el Mundial 2022. Nuestros entrenadores profesionales analizan las virtudes del extremo.

La Liga: El informe de Marcos Llorente

De centrocampista organizador a delantero. Marcos Llorente ha mutado su rol y desempeño con Diego Pablo Simeone en el Atlético de Madrid. Nuestros entrenadores analizan sus cualidades tácticas y técnicas.

La Liga: El informe de Ansu Fati

A pesar de su temprana edad, Ansu Fati es una de las grandes revelaciones del Barcelona y La Liga. En virtud de sus habilidades, está llamado por muchos a tomar el relevo de Leo Messi en el futuro.