Getty Images

Lautaro Martínez

Inter de Milán, 2018-Presente

El interés del Barcelona por el delantero del Inter de Milán, Lautaro Martínez, es tal que su entrenador, Quique Setién, se ha referido a él recientemente. “No soy pesimista ni optimista con Lautaro. Me gusta, como me gustan los grandes futbolistas, pero no me hago ilusiones con ninguno”, señaló.

La necesidad de encontrar un sucesor a largo plazo para Luis Suárez quizás ha despertado este interés por su contratación, conociendo también que su entendimiento con Lionel Messi en la selección argentina también es indudablemente influyente.

En su desarrollo en el Inter, el delantero argentino se ha mantenido como una figura destacada en los progresos del equipo de Antonio Conte. “Es un jugador es serio y concentrado”, dijo el técnico italiano cuando se le preguntó sobre Lautaro. “Lo está haciendo bien y debe continuar haciéndolo. Todavía tiene un margen considerable de crecimiento, pero su desarrollo ya ha sido impresionante. Me alegro de tenerlo a mi disposición”.

Análisis táctico:

Puede ocupar las posiciones de centro delantero y media punta. Se trata de un jugador diestro con mucha versatilidad dentro del terreno de juego que ha logrado desarrollar una coordinación y lateralidad muy fina cuando se trata de manejar el balón en situaciones de rápida resolución o poco espacio.

Sabe identificar los momentos de contragolpe, aprovechando también los espacios favorables para el ataque. La velocidad es una gran virtud que lo acompaña desde sus inicios, lo que le favorece su juego en transición (abajo). Su posicionamiento entre los centrales rivales le permite anticiparse a sus movimientos en la zona de finalización.

En las transiciones defensa-ataque, encontrándose en situaciones de inferioridad numérica, Lautaro siempre busca ubicarse alejado de los centrales (abajo), acompañando la jugada de ataque hasta llegar a zona de finalización. En esa transición fija a uno de los defensores, lo que provoca un desequilibrio en el bloque defensivo rival y, a su vez, le permite rematar sin presión después de haber ganado la espalda de los centrales.

A la hora de desmarcarse es un jugador muy inteligente en su posicionamiento, ofreciendo apoyos entre líneas, con constantes diagonales y movimientos de ruptura.

En el juego aéreo (abajo) es un experto, no solo por la potencia y la forma de definir, sino también por cómo se filtra entre los centrales, situándose a espalda de ellos en los centros laterales. Logra generarse el espacio para cabecear con tal soltura que tiene un gran número de goles marcados en estas situaciones.

Por otro lado, sabe en qué momento cambiar de dirección para rematar los centros, al mismo tiempo que identifica cuando debe ofrecer la opción de un pase atrás -si llega hasta la línea de fondo- o realizar una cobertura ofensiva dando posibilidad de cazar un rechace. Es por eso que se adapta muy bien a sistemas, tanto al 3-5-2 en el Inter de Milán como al 4-4-2 o 4-2-3-1 en la selección argentina. En los que además de su posición de base, delantero centro, puede jugar también como falso nueve, media punta o extremo.

En transición ataque-defensa es uno de los primeros en presionar la salida del rival; reconociendo cuando reducir las opciones de pase del jugador con balón a la segunda línea. Tiene muy claro el trabajo en equipo y siempre está atento a las situaciones en las cuales debe realizar un apoyo de emergencia, bajando a línea de medios. A la hora de marcar a su rival lo realiza mediante acosos intensivos, recuperando en muchas acciones la posesión para su equipo con un único toque.

Rol en el Inter:

Para Antonio Conte, Lautaro se ha convertido en su gran baza goleadora. Dentro de su sistema 3-5-2 cumple la función de atacante junto a Romelu Lukaku, con quien principalmente coordina los desmarques y mantiene la profundidad en el juego, obligando a los rivales a estar permanentemente sobre su vigilancia.

Aporta mucha dinámica en ataque, cambios de ritmo y su visión de juego le permite estar un paso por delante en las jugadas. Cuando se trata de mantener la posesión, para recibir se ubica de espaldas a la portería (abajo), lo que le permite girarse y filtrar después pases tanto al carril lateral -cuando Stefano Sensi o Cristiano  Biraghi se incorporan al ataque- o a zona de finalización en las llegadas de Lukaku y Nicolò Barella.

También destaca en el regate y la conducción del balón, habilidades que le permiten avanzar rápidamente y superar líneas rivales con facilidad. En el equipo italiano suma un gran trabajo defensivo, ya que es el primer jugador en neutralizar las salidas del rival, obligándolo a jugar en los carriles laterales o a la segunda línea.

Su tarea defensiva en el Inter la desarrolla principalmente en esa primera línea, ya que su función principal es la de no permitir que el rival adelante tanto sus líneas, por lo que no suele bajar hasta el medio del campo en ayudas a sus compañeros.

Su juego se adapta perfectamente al estilo vertical  de Conte, ya que es un jugador con grandes cualidades y velocidad para jugar al contragolpe o en situaciones de 3 contra 2 o 1 contra 1. Garantía de gol, hasta la fecha suma 11 tantos en 22 partidos de la Serie A.

Rol en la selección argentina:

Desde que fue convocado con la selección de su país (27 de marzo de 2018) ha jugado 17 partidos (8 goles), 13 de ellos como titular. Jorge Sampaoli contó con él para los partidos amistosos de preparación para el Mundial de Rusia 2018 frente a selecciones de envergadura como Italia y España. Sin embargo, y para sorpresa de muchos, no formó parte de la lista de los 23 convocados para asistir al Mundial.

Reapareció nuevamente para la Albiceleste con la llegada de Lionel Scaloni al banco, presente desde entonces en los amistosos internacionales de la Selección. Dentro de su rol ofensivo, para Scaloni la función principal de Martínez es la de fijar al bloque defensivo rival y garantizar los apoyos permanentes a la línea de medios.

En un sistema 4-1-2-1-2 y 4-2-3-1, dentro de las diferentes combinaciones en las que ha sido participe, ya sea con Sergio Agüero, Lionel Messi o con Ángel Correa y Paulo Dybala; Lautaro es consciente de sus funciones. Con el 4-1-2-1-2 busca coordinar los movimientos (arriba) para generar espacios para Messi y Agüero. Mientras, en el 4-2-3-1 garantiza mucho más la profundidad y se ubica principalmente entre los centrales para coordinar los desmarques. Eso le da la opción después de filtrar pases y temporizar en situaciones de 1 contra 1 en ataque hasta que sus compañeros lleguen en apoyo.

Lautaro Martínez

Serie A: El informe de Ashley Young

Ha tenido un gran impacto desde su llegada al Inter de Milán procedente del Manchester United. Nuestros entrenadores profesionales analizan la actuación de Ashley Young bajo las órdenes de Antonio Conte.
Matthijs de Ligt

Matthijs de Ligt: Apuesta a largo plazo de la Juve

Manchester United, PSG, Barcelona... Finalmente, la Juventus ganó la batalla por hacerse con el joven holandés, quien destacó con el Ajax en la pasada edición de la Champions League. Nuestros expertos analizan sus virtudes y su posible rol en Italia.

Serie A: el Informe de Luis Muriel

Nuestros expertos analizan el juego del internacional colombiano Luis Muriel, quien ha recuperado su mejor nivel esta temporada en las filas del Atalanta, rival del Valencia en los octavos de final de la Champions League.